Hay más fallecimientos de casos sospechados

En la provincia, una nena y un hombre habrían dejado de existir por haberse contagiado del virus.
Durante el transcurso de la semana pasada continuaron los lamentables decesos en la provincia de personas sospechosas de haber contraído el virus de la influenza A, sin que hayan llegado los resultados de las muestras correspondientes desde la provincia de Buenos Aires.

Uno de los casos afectó a una familia del barrio Palermo, de la ciudad de La Banda, ya que una niña de 5 años falleció el pasado sábado en horas de la mañana, luego de estar internada durante casi dos semanas en el hospital de niños Francisco Viano de esa ciudad, según una fuente allegada a la familia.

Se desconoce cuál fue la forma y el lugar en donde la pequeña contrajo el virus, pero cuando comenzó a sentir los primeros síntomas, la niña fue llevada al hospital, en donde se le practicó el correspondiente hisopado y la muestra fue enviada al Instituto Malbrán de la provincia de Buenos Aires, sin que hasta el día de hoy llegue el resultado de la misma y la de un centenar de santiagueños más.

Los restos de la menor fueron velados en su domicilio del barrio Palermo y sepultados en el cementerio La Misericordia, el cual está ubicado en cercanías de su hogar.

Durante la misma noche del sábado falleció en horas de la tarde, un empleado provincial de 56 años, a quien se le habían realizado los estudios correspondientes por ser un caso sospechoso de gripe A.

El hombre en cuestión permaneció internado durante diez días en un sanatorio privado de la ciudad Capital, ubicado sobre calle 9 de Julio.

En diálogo con uno de sus hijos, éste expresó que no podían determinar el lugar donde se contagió, pero agregó que anduvo por diversos hospitales de la zona, donde posiblemente pudo haber contraído el virus.

Según manifestaron sus familiares, el paciente tenía problemas en un pulmón, situación que le complicó el segundo órgano, todo como consecuencia de su adicción al tabaco. A su vez, traía aparejada una diabetes.

Esta situación provocó que al contraer supuestamente el virus, sus defensas se vieran insuficientes, situación que produjo su deceso.

Al respecto, sus hijos afirmaron que los médicos de la institución fueron bastante explícitos al manifestarles que los resultados de las muestras tardarían cerca de un mes, por lo cual esperan los mismos para determinar si el deceso se produjo por esta causa.

Compañeros de trabajo del organismo y familiares del difunto manifestaron a este medio que el mismo cuenta con al menos dos casos de empleados sospechosos, quienes permanecen internados, por lo cual se solicita que se tomen medidas al respecto.

Comentá la nota