Por una falla humana se derramaron 25 mil litros de gasolina en Loma La Lata

Sucedió el viernes pasado y afectó el predio que circunda la planta cabecera de bombeo, que quedó paralizada. Estudian si contaminó las napas de agua.

Las autoridades evalúan que el incidente fue menor. Se realiza la remediación del suelo.

Un derrame de 25 mil litros de gasolina impactó sobre el predio que circunda la planta cabecera de bombeo, a cargo de la petrolera YPF, en el yacimiento Loma La Lata. El incidente se registró el viernes pasado, cuando al cambiar los filtros que separan la parafina del líquido y luego restablecer el sistema, no se tuvo en cuenta el cierre de una válvula de purga.

Desde entonces la planta, que capta la producción de Loma La Lata y bombea al yacimiento Centenario, se encuentra paralizada, hasta tanto la operadora ponga de nuevo en condiciones sus instalaciones y remedie el pasivo ambiental originado. Con esto se pretende eliminar hasta la última traza de suelo impregnado.

La información fue dada a conocer por Ricardo Esquivel, a cargo de la Subsecretaría de Medio Ambiente, autoridad de aplicación en estos casos. El funcionario provincial dijo que es poco probable que el incidente haya afectado las napas. No obstante ello, comentó que se establecieron ocho puntos de extracción de suelo para determinar la infiltración de la gasolina.

"De existir hidrocarburo, después de realizar las tareas de saneamiento, el porcentaje debe estar por debajo del 1%. Se extrae el suelo contaminado, se destina a los repositorios y se repone con tierra limpia. La remediación procura restituir el recurso a su condición natural", explicó Esquivel.

Evaluó que el incidente es menor y de carácter operativo. No obstante ello reconoció que hay afectación del suelo y que la falla fue humana. Luego refirió a otro episodio, ocurrido el mismo día, en el sistema de la planta desgasificadora. (Ver recuadro)

Área afectada

El derrame afectó principalmente el suelo compactado con material calcáreo que rodea a la planta de bombeo, aunque en menor escala también lo hizo sobre un desagüe pluvial que conduce el agua de lluvia hasta el campo natural.

El director general de Fiscalización de Medio Ambiente, Enrique Molina, advirtió que la presencia de gasolina en el desagüe "no fue significativa, con respecto al volumen derramado". Y aclaró que la gasolina vertida es un "condensado de gas". Es decir, no es un producto refinado.

En tanto, Esquivel apuntó que de los 25 metros cúbicos de hidrocarburo vertido, unos 18 lograron recuperarse con un "camión vacío". La mancha, evaluaron, comprende un perímetro de 40 a 50 metros cuadrados.

Hoy se lleva a cabo la remoción del terreno afectado. Y las medidas de mitigación, según indicó Esquivel, son consensuadas con la comunidad mapuche Paynemil, dueña de la tierra donde reside el yacimiento hidrocarburífero.

"La política es dialogar, buscar consensos y establecer mecanismos de convivencia y coexistencia. Todos los trabajos que se realicen en el yacimiento deben participar a los Painemil. Es el compromiso que asumió el gobierno provincial", enfatizó Esquivel. Esto, además, tiene alcance a otra comunidad, conocida con el nombre de Kaxipayiñ.

En las tareas de saneamiento interviene tanto la productora como la comunidad Painemil y la autoridad de aplicación. Incluso, ha tomado participación la Subsecretaría de Hidrocarburos, que depende de la Secretaría de Estado de Recursos Naturales.

Otro incidente, el mismo día

Neuquén > Además del derrame, hubo una pérdida de gasolina en la planta desgasificadora de YPF, donde se capta el gas que concentra remanentes de gasolinoductos provenientes de las unidades de separación –USP- del yacimiento Loma La Lata.

El incidente ocurrió por una falla en el "sistema de trampa de líquidos", al recibir un flujo de líquidos que descargó sobre la antorcha. Afectó el sector que envuelve al mechero y parte del predio donde se ubica la planta.

"No es mucha la cantidad ni provocó daños de magnitud. El incendio que se originó al entrar en combustión la gasolina en el mechero, se agotó por sí mismo, en forma inmediata", sostuvo el subsecretario de Medio Ambiente, Ricardo Esquivel. El funcionario provincial consideró que el hecho fue "menor" y que obedeció a un problema técnico. En efecto, la planta en este caso sigue funcionando. Según dijo, no se "corre peligro porque esta sigue cumpliendo la función de la desgasificación".

El director general de Fiscalización de Medio Ambiente, Enrique Molina, evaluó la situación en los mismos términos. No obstante, Esquivel adelantó que se realizarán distintas tareas técnicas para mejorar las instalaciones y evitar así que el incidente vuelva a producirse a futuro, las cuales se establecerán en el término de los próximos 15 días.

Comentá la nota