La Falda no está corta de agua

Aunque parezca increíble, en La Falda no tienen nada que envidiarle al Amazonas ni a los grandes lagos canadienses. Sí, ahí, a tan sólo 50 km de esta capital, la falta de agua –por ahora– no parece ser un problema.

A contracorriente de lo que pasa en el resto de Punilla, en las Sierras Chicas y en el norte cordobés, a la crisis hídrica los faldenses la ven por TV. "Estamos bien, no tenemos complicaciones porque, a diferencia de lo que ha hecho la ex Dipas, hemos realizado las obras de infraestructura necesarias para sostener el sistema", aseguró a este diario Edgard Madrid, presidente de la cooperativa de agua local.

"Se invirtió en bombeo, en acueductos y en la ampliación y refuncionalización de la planta potabilizadora", completó.

Además, un detalle clave: a todos los inversores, en pleno boom inmobiliario, se les exigió aportes para infraestructura antes de darles la factibilidad de agua.

En La Falda se abastecen unas 20 mil personas, y todos tienen medidor de caudal.

"Recién ayer (por el viernes), dejó de caer agua por el vertedero del dique del que nos abastecemos", graficó Madrid.

Cortes. En Carlos Paz sigue la alerta roja, lo que restringe el agua sólo para uso humano. Si no llueve, ya piensan en cortes para la semana que viene. Algo similar ocurre en Mendiolaza, Unquillo y Río Ceballos. Allí, si bien se reparó un conducto principal dañado, la falta de agua del dique La Quebrada es gravísima. Está más de 10 metros debajo del vertedero.

Comentá la nota