El fair play de Cristina

Por: Ricardo Roa

La partida le venía complicada en el Congreso y el Gobierno decidió sacrificar una pieza clave para sus intereses. Así se explica que haya renunciado a que entren las telefónicas en el sistema de medios que los Kirchner quieren imponer contra reloj y a toda costa.

Era un privilegio y un negocio demasiado visibles: por ley las telefónicas no pueden brindar TV por cable. Cuando se repartieron el monopolio de Entel, no pagaron por lo que ahora iban a recibir sin poner un peso. Marcha atrás forzada por la falta de votos y el temor a otra derrota estrepitosa.

El proyecto K limita a un 35% los abonos en cada cable mientras las telefónicas tienen el 100% del mercado ¿El Gobierno recién se da cuenta de lo que esto iba a significar? Cristina Kirchner dijo que han "desterrado uno de los principales escollos y las excusas... para no tratar la ley". Un escollo y una excusa multimillonarias.

Parecido a pretender que Echegaray, el jefe de la AFIP, desconocía el multioperativo de más de 200 agentes contra Clarín, y que tardó tres horas en levantar el allanamiento. O creer que todo fue un complot de la SIDE, como hoy se afirma. Conclusión: la AFIP es un colador y la SIDE también, pese a que las dos son manejadas por hombres de la mayor confianza de Kirchner.

En ese mundo de fantasía se puede retroceder y decir que es para terminar con una excusa. O que el grotesco batallón de la AFIP era parte de una fuerza sin control. Que los Kirchner son siempre progresistas y los demás de derecha. Y que fue más meritorio el tercer puesto del candidato K ninguneado por los K que casi el 70% que sacaron los candidatos radicales en Corrientes.

Y así es posible afirmar que Kirchner no gobierna y todo lo decide Cristina. Y hasta que son ejemplo del fair play.

Comentá la nota