Las faenas comenzarán el lunes 13 de abril

Después de muchos contratiempos el frigorífico de Toay está listo para volver al trabajo. Totalmente remodelada la planta poco tiene que ver con el estado de abandono que tenía hasta hace poco.
El lunes 13 de abril el Frigorífico Toay, que pasará a llamarse Indeco S.A., comenzará a faenar y volverá a ser una importante fuente de trabajo en la vecina localidad.

Angel Buetti, uno de los nuevos propietarios -su familia es dueña de Avícola Centro y el empresario participa del emprendimiento junto a su hermano Paolo y su padre Serafín- le explicó a LA ARENA que "las instalaciones están todas operativas. Hicimos una gran inversión, que ronda entre los 3,5 y 4 millones de pesos, con remodelaciones en todos los sectores, y estamos muy conformes con como ha quedado todo. En este trabajo estuvieron muchos de los ex operarios de la planta, que ahora hicieron tareas de albañilería, plomería y lo que hiciera falta, y que ya la semana próxima volverán a hacer lo que más les gusta, trabajar en el frigorífico".

Buetti explicó que "preferimos tener a la gente que ya estuvo mucho tiempo aquí, que empezaran a cobrar salarios vinculados con la planta y no salir a buscar quiénes hicieran esa tarea. Son unas 30 personas y en cuanto se abra el frigorífico esperamos llegar a los 60 operarios".

Idas y vueltas.

Cabe recordar que el Frigorífico Toay era propiedad de Francisco Gil y después de muchas idas y vueltas finalmente los nuevos dueños llegaron a un acuerdo con aquél. Se hicieron cargo de las deudas que Gil mantenía con el fisco y también con los trabajadores, y pese a no haber recibido "ni un solo crédito" del gobierno provincial, aclaró, siguieron adelante y llegaron a esta instancia donde todo parecer listo para volver a producir.

"Ya está todo el tema de la habilitación del Senasa y esta misma semana esperamos que la ONCCA (Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario) nos termine el último trámite. Lo demás, lo operativo en la planta está totalmente listo", sostuvo el joven empresario. Reveló que "vamos a empezar despacio pero la idea es faenar unos 4.000 ó 5.000 animales al mes", y adelantó que están avanzadas las conversaciones para ingresar al Plan de Activación Porcina. "Ya está conversado con las autoridades del Ministerio de la Producción", amplió. También dijo que el frigorífico estará habilitado para faenar para exportar, "por lo que habrá que adaptar al personal a las 'buenas prácticas' y para eso tenemos que capacitarlos".

Con respecto a las dificultades que hoy presenta el mercado dijo Buetti que"lo tenemos en cuenta. Parece que lo más complicado es el faltante de cabezas y también que los precios de los subproductos están por el piso", aunque confió que eso se va a revertir próximamente.

Finalmente dejó una frase: "Hasta aquí hemos venido despacito y por la costa como sulky sin patente, pero así y todo avanzamos y estamos a la puerta de la reapertura", se alegró.

Cabe recordar que el año pasado el tema empezó a conocerse cuando los trabajadores de la planta toayense empezaron a reclamar salarios no percibidos, y realizaron distintas manifestaciones que incluyeron la quema de gomas y marchas para lograr ser escuchados.

Después aparecieron los Buetti y no todos creyeron en la promesa de que pondrían la planta en condiciones y se volvería a faenar. Al parecer en pocos días más así va a suceder.

Comentá la nota