GKN facturó 40% menos, y termina el año adelantando vacaciones y con incertidumbre

El jefe de la planta Chivilcoy de GKN Sistem Metals, Marcelo Celestini dialogó con La Campaña sobre la realidad que atraviesa esta empresa radicada en Chivilcoy, ahora instalada en el parque industrial, padeciendo los efectos de la crisis económica mundial.
El diálogo lo tuvimos en el campo de deportes del Club La Pampa, escenario de la cena de fin de año de la empresa. En el

comienzo de la charla Celestini se refirió a la reunión: “Teniendo en cuenta la crisis existente por el contexto mundial, mucha gente me preguntó sobre la fiesta de fin de año, en realidad lo que estamos viviendo es una reunión de compañeros, de gente de trabajo que como grupo ha logrado cosas muy importantes”.

A ello agregó:

“La verdad es que el futuro no lo podemos saber, no lo sabe nadie, es muy incierto. Pero estoy seguro que si lo hacemos con el mismo ímpetu, el mismo valor que tuvimos para lograr lo que logramos, vamos a salir y saldremos potenciados, porque en la crisis están las oportunidades, así que estamos confiados en que podremos revertir esta situación que no es argentina, sino global.”

Sobre el dispar 2008 para GKN que incluyó la incorporación de 50 personas, el traslado a una planta modelo en el parque, la visita de la Presidenta, de autoridades mundiales de la compañía, a las complicaciones de hoy, Celestini expresó: “Es un año extraño, si esta reunión se hubiera concretado tres meses atrás, estaríamos hablando de una gran fiesta, pero en este contexto de incertidumbre no se puede hablar de festejo. No soy dramático, pero hay decisiones difíciles de tomar, pero siempre apuntando al futuro y sabiendo que vamos a poder recuperarnos y hacer la empresa que soñamos ser en la nueva planta del Parque Industrial”.

Incertidumbre o realidad

La economía mundial se modificó en las últimas semanas y GKN forma parte de ese mundo globalizado, Celestini no escapó a la pregunta: “¿Incertidumbre o realidad? Por una parte realidad y por la otra incertidumbre. La realidad es la baja de volumen en la industria automotriz que ha sido impresionante, muy pronunciada. Incertidumbre es que, a partir de esa realidad de diciembre, nadie puede decir qué va a ocurrir en todo el año que viene.”

“Todos sabemos que el comienzo del nuevo año no será fácil, y esperamos un comienzo de la recuperación en el segundo semestre”.

Plan auto 0

La relación de la industria automotriz con GKN es directa, por ser proveedores de todas las terminales nacionales y de Brasil, de allí la consulta sobre la medida del gobierno nacional: “La verdad es que estos planes en momentos tan difíciles, hay que ver cómo repercuten. Hay otros planes de salvatajes similares en el mundo. Por supuesto que todas las medidas bien intencionadas van a ser bienvenidas y veremos qué pasa, pero de ahí a extrapolar un resultado, es muy difícil”.

Finalmente se refirió a las repercusiones en los puestos de trabajo en la planta local de GKN diciendo: “Nosotros trataremos de minimizar lo máximo posible el impacto, este mes adelantamos las vacaciones del personal, pero para que tengan una idea, el último mes facturamos 40% menos de lo que pensábamos facturar. Así que imagine que si ese panorama se repite el año que viene, va a ser muy difícil mantener las fuentes de trabajo de todos.”

“GKN en todo momento ha fomentado la creación de nuevos puestos de trabajo, en los últimos tres años hemos incorporado más de 100 personas y eso da mucha felicidad. Trataremos que el impacto sea lo menor posible, pero repito con un 40% menos de ingresos de lo esperado y con ausencia de créditos, porque podríamos decir que aguantamos la situación, pero no hay dinero, el banco no presta a menos de un 30% es imposible. Por eso, lo que no se fabrica y no se vende, no entra.”

“Los esfuerzos los seguiremos haciendo, pero en momentos como éste, las corporaciones se ponen muy nerviosas, sus accionistas lo están en estos momentos y pueden tomar decisiones muy equivocadas para nosotros. Hay que cuidar la fuente de trabajo para hoy y para el futuro. Las medidas en un caso pueden no ser simpáticas, me pongo en la piel porque yo también me puedo quedar sin trabajo; lo importante es mantener ésto para el futuro, para que pasado este temporal, exista una compañía en la que los accionistas confíen, pueda salir adelante e incorporar más y más personas”.

Comentá la nota