Las facturas del gas llegan con subas de hasta el 200 por ciento

Es por la suma de dos ajustes tarifarios más un recargo para las importaciones de combustible. El aumento llega a la mayoría de los hogares, aseguran las asociaciones de consumidores. Y se agrega al que ya se aplica a la boleta de la luz.
A partir de esta semana, las distribuidoras de gas -Metrogás, Gas Natural y Camuzzi- empezaron a enviar a sus clientes las facturas con los aumentos en el servicio anunciados por el Gobierno hace cuatro meses. Las boletas incluyen los ajustes -autorizados desde el Ministerio de Planificación- a partir del 1° de setiembre y del 1° de noviembre para los usuarios que consumen más de 800 metros cúbicos anuales. Pero el impacto en las facturas es mayor porque se suma un recargo para pagar importaciones de gas, que afecta a los consumidores medios y altos. Por eso, las facturas vienen con aumentos que van del 53% al 250%, según los niveles de consumo.

Quienes están exceptuados de pagar las subas son los usuarios comprendidos en las categorías R1 y R2, que utilizan menos de 800 metros cúbicos anuales. Eso equivale a una casa donde vive una persona sola o un matrimonio con calefón o termotanque, cocina y un calefactor que se use poco.

Para una familia similar, pero que encienda más el calefactor, el alza llega al 9%. En cambio, una familia con dos hijos, que encienda un calefactor grande (1.200 a 1500 m3 por año) el alza es del 129%. Y para quien ya tenga más de dos estufas o calefacción central, es decir que supere los 1.800 m3, el alza supera el 200%. Si bien el Gobierno aseguró, cuando anunció estas modificaciones de las tarifas, que las subas iban a impactar en los segmentos de consumos más altos, en realidad, los incrementos se van a sentir en la mayoría de los hogares, según estiman las entidades de usuarios. "Este aumento alcanza al 90% de los usuarios", opinó Pedro Bussetti, de DEUCO.

De una de las distribuidoras ejemplificaron el impacto en una factura promedio. Una familia tipo -matrimonio y dos hijos- que vive en La Plata, y utiliza sólo un calefactor y una cocina y pagaba $ 80 va a pasar a pagar, de acuerdo con estos aumentos, $ 130.

El Centro de Educación al Consumidor (CEC) ya recibió quejas de algunos usuarios desconcertados con sus facturas. "La gente nos denunció aumentos de hasta el 200%", señaló Susana Andrada, titular de la asociación.

Estas modificaciones en las tarifas del gas surgen a partir de dos resoluciones del Enargas, el ente regulador, que establecieron (en setiembre del año pasado) dos aumentos en el valor que perciben los productores de gas por cada metro cúbico. A esto se suma el impacto mayor en los casos de las categorías que aportan al Fondo Fiduciario -establecido en el decreto 2067/2008- destinado a financiar las importaciones de gas -ante la declinación de la producción local y el aumento del consumo- que provienen desde Bolivia y desde el puerto de Bahía Blanca. Por eso, las empresas aclaran que estos aumentos que están llegando a los usuarios no son embolsados por ellas, sino que son destinados a los productores de gas, y a una cuenta del Banco Nación donde se deposita el fondo fiduciario.

Metrogás, que tiene la mayoría de clientes en la Capital Federal, está enviando las facturas con el aumento en boca de pozo y en los próximos 10 días va a sumar el cargo del fondo fiduciario. Gas Natural que abastece a 30 partidos de la provincia de Buenos Aires empezará a enviar las facturas a fines de esta semana con los dos cargos. En cambio Camuzzi, todavía no despachó las facturas pero lo va hacer de manera inminente.

Esta suba del gas se suma al reciente aumento de luz que recayó en los usuarios de más altos consumos y que treparon hasta el 600%. Y es parte de la decisión oficial de descomprimir los precios de los servicios públicos, congelados durante los últimos años.

Comentá la nota