Facturan $ 3 millones por mes y pagan sólo $ 20 mil de canon

La concesión está en manos de dos empresas con contratos vencidos hace nueve años. En la Ciudad dicen que en "semanas" saldrá la nueva licitación. Los vecinos denuncian abusos en el servicio.
Las empresas concesionarias del estacionamiento medido y grúas en la Ciudad tienen sus contratos vencidos desde hace 9 años, pero continúan operando el servicio, facturando unos $ 3 millones al mes y pagando al Estado porteño un canon de $ 20 mil. Así surge de un documento de la Dirección General de Concesiones del Gobierno porteño al que tuvo acceso Clarín.

Desde febrero de 2001, cuando vencieron las concesiones que había otorgado el intendente Carlos Grosso, tanto los gobiernos de Ibarra y Telerman como el actual de Macri, anunciaron públicamente que llamarían a una nueva licitación para concesionar el servicio e iniciaron trámites administrativos para hacerlo. Sin embargo, los años pasan, la nueva licitación no se concreta por cuestiones que nadie explica en forma clara y las empresas Dakota y BRD (que operan en la calle con los nombres de STO y SEC, respectivamente) se benefician con prórrogas de hecho de sus contratos. Dakota administra también la cadena de garages porteña Apart Car, el servicio de grúas de Lomas de Zamora y un servicio de telefonía privada. La segunda realiza además verificaciones vehiculares. En ninguno de los dos casos Clarín pudo confirmar vinculaciones políticas.

Actualmente los pliegos de licitación se encuentra a consideración de la subsecretaría de Tránsito. El funcionario a cargo, Guillermo Dietrich, dijo que la de servicio de grúas saldrá en cuestión de "semanas" y que la de estacionamiento tarifado "viene más demorada".

En estos nueve años las empresas se han beneficiado con numerosos aumentos de sus tarifas, especialmente por el acarreo de autos mal estacionados, que costaba $ 56,70 hasta fines de 2007. Entonces pasó a costar $ 92 y en noviembre de 2008 la actual administración llevó la tarifa a $ 190, "a efectos de disuadir a los potenciales infractores y desalentar el ingreso vehicular, particularmente en el área céntrica", según se lee en los fundamentos de la Resolución 690/08 del Ministerio de Desarrollo Económico. Los dueños de los vehículos, además de los $ 190 pesos de acarreo a la empresa que corresponda, deben pagar la multa.

En cuanto a la hora de estacionamiento medido, pasó de $ 1 a $ 1,40 en octubre de 2008. Son unos 4.500 los espacios que tienen tickeadoras y parquímetros en la Ciudad. De acuerdo a los últimos datos que entregó la Dirección de Concesiones, los dos empresas en conjunto declararon haber facturado en octubre pasado $ 2.052.856 pesos por remociones. A $ 190 por cada uno, quiere decir que en un mes levantaron 10.800 vehículos. Por estacionamiento tarifado, en el mismo mes, dicen haber recaudado $ 922.088. Según las empresas, en septiembre tuvieron de costos "directos e indirectos" (no se aclaran qué son costos indirectos), incluyendo Ingresos Brutos, $ 2.888.156.

Las empresas estaban abonando de canon sólo $ 1.000 mensuales hasta fines de 2009. Según la Dirección de Concesiones la suma fue aumentada a $ 20.000 que se cobran "a cuenta de canon", ya que el tema es objeto de un largo juicio, por diferencias de criterio en cuanto a cómo debe calcularse el canon.

El tema del estacionamiento medido es además centro de una polémica porque asociaciones vecinales han denunciado que las grúas se llevan autos que están estacionados en lugares permitidos o lo hacen los fines de semana, cuando el estacionamiento es libre. En Barrio Norte incluso se formó la asociación "No al parquímetro", en rechazo a la instalación de máquinas que se pusieron para reemplazar lugares tarifados que habían sido eliminados del Centro. Ante la presión vecinal, el Gobierno dio marcha atrás.

El subsecretario de Tránsito dijo que la nueva licitación de estacionamiento medido será para operar un sistema más moderno en el que los conductores podrán reservar su lugar a través de un mensaje de texto o por internet, como sucede desde el año pasado en la ciudad de La Plata.

Comentá la nota