Facilitarán a los empleados públicos saldar sus deudas con las mutuales

Será a través de un crédito que otorgará el Instituto de Seguro de la Provincia. El mismo será hasta 25 mil pesos, contra certificación de la deuda contraída. Se propende, de esta forma, a un saneamiento del recibo de sueldo de empleados provinciales y municipales.
Una vez más, el Gobieno provincial sale en auxilio de los trabajadores públicos que, por diversas deudas con mutuales y sindicatos, ven comprometidos sus salarios a fin de mes.

A través del Instituto de Seguros de la provincia, el gobernador Daniel Peralta presentó ayer una nueva línea de crédito que tiene al saneamiento del recibo del sueldo del personal provincial y municipal, sea activo o pasivo.

El gobernador destacó que era necesario "recurrir al auxilio del trabajador del sector público", puntualizando que hoy "entre jubilados y activos, hay 50.700 empleados en la provincia, lo cual da una imagen de la magnitud que tiene una ayuda de esta naturaleza sobre el sector público en general".

Peralta reconoció que "hay sectores que están postergados; nosotros no negamos esa realidad, dijimos muchas veces que tenemos la imposibilidad momentánea de atender la situación salarial".

Características

El titular de Instituto de Seguros de la provincia, Fernando Mangionne, explicó las generalidades de esta nueva línea de crédito, que contempla una financiaciación de hasta 25 mil pesos por agente, con una tasa anual del 12 por ciento, la más baja del mercado en la actualidad, con un plazo de pago de hasta 48 meses a sola firma.

Esta línea se integrará con los fondos que el ISPRO dispone, puesto que "según los beneficios que tuvo el ISPRO en el transcurso del año, a participar en un 65 por ciento al Ministerio de Asuntos Sociales, con el 35 por ciento restante el instituto funciona y se capitaliza", explicó Mangione.

En cuanto a la metodología para ser beneficiario del crédito, "sería con la certificación de deuda contraída por cada agente en las distintas mutuales, bancos u organismos financieros" y en este orden, comentó "en la primera etapa dispondríamos de un capital aproximado de 11 millones de pesos, actualmente el ISPRO se maneja con la metodología de los plazos fijos, estamos tratando de llegar a la comunidad, no hacer una vinculación financiera con los fondos, sino lo que queremos es volcarlo a la gente, a una acción directa".

"La modalidad -prosiguió- sería con el pago directo a las entidades acreedoras, es decir, la tramitación se realiza a través del agente, pero el ISPRO cancelará directamente en los bancos, entidades financieras".

Más adelante, indicó que "los beneficiaros son todos los agentes de la administración pública, tanto activos como pasivos, incluyendo los municipales de toda la provincia de santa cruz" y al respecto, sostuvo que "durante la reunión con la mesa de concertación municipal, acordamos que esta modalidad la vamos a implementar en toda al provincia de Santa Cruz, a través de convenios con los intendentes para hacer el descuento por planilla".

Paralelamente, puntualizó que "como tenemos un monto limitado momentáneamente de 11 millones, la prioridad será para aquellos agentes que perciban un salario de alrededor de 3 mil pesos y, dentro de ese margen, la gente que está cobrando menos de 500 pesos sería nuestra prioridad inmediata, en tanto, en una segunda etapa, los que cobran menos de 1000 pesos, y luego menos de 1500 pesos; hoy no podemos calcular la deuda privada que tienen los agentes públicos, así que a medida que se inicie la marcha podremos evaluar hasta dónde llega", dijo Mangionne.

A modo de ejemplo, un empleado que necesite 20 mil pesos, a 48 meses pagaría cuotas de 710 pesos mensuales, mientras que un monto similar tomado en una entidad bancaria, "que actualmente no están generando créditos a estos plazos, sino con un máximo a 24 meses, si estuvieran dando un plazo de 48 meses la cuota sería de 1450 pesos, y en una financiera estarían pagando 2100 pesos".

Comentá la nota