"Lo más fácil es renunciar, pero mi compromiso es con la ciudadanía"

"Lo más fácil es renunciar, pero mi compromiso es con la ciudadanía"
El vicepresidente Julio Cobos consideró que "lo más fácil sería renunciar" pero subrayó que se quedará en el cargo pese a que está "cansado de recibir agravios y maltratos" de parte del oficialismo.
Luego de que distintas voces del Gobierno nacional le reclamaran la renuncia, Cobos señaló que "lo más fácil sería renunciar", pero dijo que no lo hará porque tiene un "compromiso con la ciudadanía".

"Para mi sería lo más fácil renunciar, pero mi compromiso es con la ciudadanía, no soy un ministro", afirmó el titular del Senado en declaraciones televisivas.

Según dijo el mendocino, para el Gobierno de Cristina Kirchner "uno tiene que someterse o huir".

"No estoy condenado a quedarme callado y recibir agravios. Uno se cansa de recibir agravios, descalificaciones y maltratos", enfatizó Cobos.

A la vez, sostuvo que lo que le reclama al Gobierno es "mayor institucionalidad y diálogo".

"Cuando uno insiste en esto y del otro lado no recibe una respuesta parece que tiene que someterse o huir", se quejó el mendocino.

Al respecto, ironizó: "Ese no el rol del vicepresidente. Si no, cambiemos la Constitución y que el vicepresidente sea elegido por el Senado".

Cobos también se refirió al proyecto oficial de Servicios de Comunicación Audiovisual, y criticó que la Casa Rosada "trate una ley como si fuera la madre de las batallas".

A su entender, eso "no es lo que quiere la ciudadanía, en un país que tiene que recuperar la tranquilidad y la paz social, y que sigue tratando de resolver el desempleo y la pobreza".

El vicepresidente también apuntó directamente contra el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, y dijo que el funcionario "tiene una facilidad para expresar cosas que no son las que uno espera escuchar".

Este viernes, Cobos rechazó el pedido de renuncia reclamado por el oficialismo, y ratificó que continuará reuniéndose con dirigentes de la oposición, luego de encontrarse con Francisco De Narváez, Mauricio Macri y Gabriela Michetti en el Senado.

Comentá la nota