"Lo más fácil es pasarle la responsabilidad a los otros"

La polémica por los arbitrajes que favorecieron a Boca no se detiene. Y el técnico no se calla.
Hay un puntero que se siente tan observado como cuestionado por quienes le discuten el título de campeón en este Apertura. Hay un líder que por esa misma razón percibe que menosprecian sus cualidades futbolísticas. Hay un Boca que se cansó de que el mundo futbolero insinúe que está primero porque los arbitrajes lo ayudan. Ya lo venían reflejando algunos de sus futbolistas en diversas declaraciones durante la semana. Sin embargo, la principal muestra de la bronca que envuelve hoy a Boca por este tema la entregó ayer su entrenador. Es que Carlos Ischia les respondió a sus colegas Miguel Russo y Diego Cagna con un discurso tan cuidado como firme sostenido en un eje bien claro: que no utilicen a su Boca como chivo expiatorio para disimular errores propios.

Es habitual que Ischia todos los viernes otorgue una conferencia de prensa en el hall de Casa Amarilla. Y ayer no fue la excepción. Sin embargo, hubo una perla previa que generó dudas. El técnico venía diciendo desde el miércoles con los grabadores apagados que este viernes haría silencio, aunque en su interior tenía muy claro que diría como siempre. Igual les pidió a los integrantes del departamento de prensa que mantuvieran la incógnita hasta último momento. ¿Para hacer una de sus típicas bromas? ¿O para darle más importancia a un instante que sabía que no pasaría inadvertido?

Lo concreto es que Ischia se sentó ante los periodistas a pura sonrisa, intercambiando chistes. Hasta que llegó "el" tema, un ítem que intentó abordar minimizándolo.

1) "Cada uno sabe lo que declara, sabe lo que hace. Yo soy uno de los técnicos que a veces se enoja por algún fallo en contra, pero no pasa de eso. Puedo enojarme y hasta puedo pensar que fuimos perjudicados por un arbitraje. Pero de ahí a creer que hay mala intención o algo distinto... Si yo creyera en eso, me dedicaría a otra cosa".

2) "Si pensara que un árbitro me cambia el resultado de un partido, estaría dudando mucho de mis jugadores, de mi trabajo y de mi profesión. Puedo enojarme mil veces. Pero cuando uno ya entró en razón y está más tranquilo, decir que perdió por el árbitro es sacarle mérito al equipo que dirige".

3) "Ahora hasta piden amarillas para los jugadores. Si mañana Collado tiene que amonestar a jugadores que están con cuatro amarillas, los amonestará si lo considera justo. Y si nos llega a faltar alguno por esa razón, tenemos para reemplazarlos. Si no ganamos el campeonato no será porque a algún jugador nuestro le saquen la quinta amarilla".

Carlos, ¿merece este momento de Boca que se hable tanto de los árbitros?

Realmente no me interesa.

Al contrario: mucho le interesa a Ischia. Por algo al ratito continuó extendiéndose a fondo sobre la cuestión. Aunque igual que sus colegas lo hizo profundizando la parte de la realidad que más le conviene analizar. Así como tocó de costado la amarilla que merecía y no recibió Battaglia, el técnico de Boca desmenuzó el penal de Figueroa, empezando por una mirada global: "No sé si no hay otros equipos más beneficiados que Boca de acuerdo a lo que veo. No creo que haya intención en los árbitros. Son humanos. A veces te favorecen y otras veces no. Ayer me acordaba de la primera final de la Recopa Sudamericana. Al día siguiente, en un diario deportivo, contaban que a Boca, a pesar de haberle dado un penal, no le habían cobrado otros siete penales. Si se ponen a revisar todos los partidos, a Boca son más los penales que le dan que los que no le dan. Muchos más que los de las décimosexta y décimoseptima fecha. No sé si esos penales fueron o no. El de Figueroa, mirándolo en la cancha, para todos fue un penalazo. Después la imagen muestra que lo saltó, que no fue así. Antes, sin video, sin repeticiones, se enganchaban una pierna con la otra, se tiraban, cobraban penal y nadie decía nada. Si yo habré inventado penales cuando jugaba...".

La bronca de Ischia, aunque nos lo nombró, es en especial con Miguel Russo y Diego Cagna, los entrenadores de San Lorenzo y de Tigre que quieren el Apertura que a Boca obsesiona: "Creo que cada uno debe hacerse responsable de lo suyo. En todo, lo más fácil es pasarle la responsabilidad a otros. Pasa en todos los aspectos de la vida y en todas las áreas. Y en el fútbol esto también ocurre cuando no querés hacerte responsable de tus errores, de lo que perdiste o no ganaste. Ahí lógicamente es simple que apuntes para otro lado"

Ischia envió su mensaje. Dejó claro su punto de vista y el deseo de que de este tema no se hable más. ¿Será realmente así? ¿O habrá nuevos capítulos?

Comentá la nota