Por un face to face con el comisario

El jefe de Gabinete de Mauricio Macri reivindicó el diálogo político y con mayor vehemencia a Jorge "Fino" Palacios como jefe de la policía. La oposición quiere que el comisario vaya a la Legislatura. Vacaciones, contrataciones y agencias de seguridad sospechadas.
"Che Larreta/yo te quiero preguntaaaar/por hacerte una marcha/¿cuántas balas nos tirás?", coreaban los jóvenes desde una bandeja de la Legislatura, mientras agitaban pancartas en protesta por la designación de Jorge "Fino" Palacios. El jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, hizo lo imposible por ignorarlos y esquivó las críticas al jefe de la Policía Metropolitana en su informe semestral a los legisladores. En cambio, llamó al diálogo a la oposición porteña. Los opositores aceptaron la propuesta, pero pidieron que el nombramiento de Palacios sea uno de los temas a considerar. Y reclamaron que el comisario asista a la audiencia pública que preparan para la semana que viene.

Rodríguez Larreta entró puntual a las 16 y se sentó con una notebook a mano, listo para una sesión que se prolongaría más de seis horas. "Ha vuelto el diálogo a la Argentina y eso hay que celebrarlo. Nuestro objetivo es incorporar un ámbito permanente del diálogo, al que sumaremos no sólo a los referentes políticos, sino a representantes de la industria, el trabajo, las organizaciones sociales y académicos", afirmó el jefe de Gabinete de Mauricio Macri, quien propuso como agenda la situación social, el financiamiento mediante un bono, la concreción de las comunas y la reforma política.

Según pudo saber Página/12, en el Gobierno porteño piensan convocar a los legisladores a una única reunión de todos los bloques. Si esa idea falla, llamarán de a uno a "los más representativos" (entre los que no está, para el PRO, Pino Solanas). La Cámara de Medianas Empresas (CAME) y Sutecba serían para los macristas los representantes de la industria y el trabajo. No tienen pensado aún qué académicos ni qué organizaciones sociales invitarían.

Entre silbidos de los jóvenes de Libres del Sur y de H.I.J.O.S., Larreta sostuvo que "la Policía Metropolitana nos va a cuidar a todos". Mientras sostenían carteles que decían "Va a estar muerto Buenos Aires", "Fino: te agradecemos por colaborar con nuestros asesinatos. Las víctimas de la AMIA", los jóvenes desplegaron un repertorio de cantitos inventados en el momento. "No es un circo. Tengan los carteles levantados, pero no griten", les pidió el vicepresidente segundo, el kirchnerista Juan Manuel Olmos.

Larreta intentaba seguir: "Las videocámaras nos permitieron detener delincuentes...". "...delincuentes ¡como Palacios!", le gritaba Florencia, de Libres del Sur. "Queremos diálogo y tolerancia", reclamaba Larreta. "¡Llamá a dialogar a los familiares del 20 de diciembre!", le contestaba una chica con el pañuelo blanco de H.I.J.O.S. El bloque entero de PRO se levantó y amagó con dar por concluido el informe. Olmos bajó del estrado. "Están laburando para él. Ya los dejé cantar bastante", les dijo. "Les votaste todas las leyes, atorrante", le respondió uno. "Pará, no bardeemos", lo atajó otra. Finalmente, se fueron.

Los opositores volvieron sobre el diálogo. "Lo tomamos con beneplácito. Esperemos que recepte que toda la oposición rechazó la designación de Palacios", sostuvo el jefe del bloque K, Diego Kravetz, quien le planteó que en el Hospital Garrahan "nombran un contador cuyo único antecedente es haber defendido a las tabacaleras". Se trata de Daniel Galleano, cuyo currículum dice que entre 1976 y 2003 trabajó para Massalin Particulares.

"Celebramos la nueva etapa de diálogo", sostuvo el ibarrista Eduardo Epszteyn, al tiempo que cuestionó que Macri "se haya ido de vacaciones con destino desconocido cuando continúa la pandemia de la gripe A". Aníbal Ibarra, en tanto, denunció que "en la obra del Arroyo Maldonado, por 200 millones de dólares, se contrató a una empresa asociada al grupo familiar de Macri, Iecsa. La empresa contratada para controlarla, Ghella, es socia de Iecsa en varias UTEs en Italia. Lo que es peor, me llegó la información de que a principios de mayo los tres funcionarios que tienen que controlar viajaron a Italia invitados por esta empresa". Ibarra, que comparó este viaje con el avión por el que se investiga al ex secretario de Transporte Ricardo Jaime, mencionó a los tres funcionarios: el director de obras de Ingeniería, Roberto Walter Klix y su hijo, el director de Obras, Eduardo Cohen, y el subdirector de Relaciones con el Banco Mundial, Andres Loza. Larreta le respondió que no sabía nada y que lo iba a investigar.

La legisladora Gabriela Cerruti advirtió que Palacios tiene dos empresas de seguridad: Strategic Security Consultancy S.A. y ARPA-Organización de Seguridad S.R.L. Larreta contestó luego que pertenecen al suegro de Palacios y no a él. La legisladora quiso acercarle un documento donde figura Palacios como dueño, pero Olmos no lo aceptó. "¿Puede mentir el ministro?", dijo ella, antes de irse.

"Me hubiera gustado que este espíritu dialoguista se hubiera dado con anterioridad, así nos hubiéramos evitado este conflicto con la designación del jefe de Policía", remarcó el jefe del bloque de la Coalición Cívica, Enrique Olivera. Su compañero de bancada, Facundo Di Filippo, denunció recortes de partidas del Instituto Espacio para la Memoria (IEM), preguntó por qué una habilitación de la empresa IRSA se hizo en el tiempo record de 23 días y también le preguntó a Larreta por qué "tiene de asesor a Juan Girella, a quien el Tribunal Oral Federal Nº5 inhabilitó por cinco años para ejercer cargos públicos y lo condenó a un año y nueve meses en suspenso por encontrarlo partícipe necesario del pedido de coimas al empresario José Ongaro". Pero Larreta pasó por alto éste y otros detalles.

Comentá la nota