Fábrica ampliará su capacidad de producción

La empresa Ikala SA trabaja en la instalación de los nuevos equipos que adquirió recientemente por un monto de dos millones de dólares, con el propósito de ampliar su capacidad productiva en la fabricación de heladeras y freezers marca Neba.
La semana pasada, el gobernador Eduardo Brizuela del Moral fue invitado por el grupo empresarial a visitar la planta fabril que Ikala posee en el parque industrial El Pantanillo para dar a conocer el nuevo equipamiento.

Con estas maquinarias, Ikala ajustará su producción a estrictas normas ambientales exigidas en el ámbito internacional para la producción de electrodomésticos desde la planta ubicada en el Parque Industrial, teniendo en cuenta que las heladeras y freezers que se fabrican en Catamarca son de exportación.

La planta cuenta actualmente con 120 trabajadores y algunos de ellos serán capacitados para operar el flamante equipamiento.

El primer mandatario estuvo acompañado por los ministros de Producción, Juan José Bellón, y de Gobierno y Justicia, Javier Silva; las subsecretarias de Industria y Comercio, Silvia Bertoli, y de Promoción de Inversiones, Ana Rebellato, y el director de Industria, Mauricio Montero. La comitiva oficial fue recibida en la planta fabril por el presidente del grupo inversor, Marcelo Martínez Frugone; el gerente General, Miguel Ferrari, y el gerente de la Planta Catamarca, Roque Maffini, quienes dieron cuenta de los nuevos equipos incorporados a la planta, sus ventajas y proyecciones, las cuales tienen la propiedad de producir el denominado ciclo pentano, que no contamina la capa de ozono, lo cual es requerido por los protocolos de comercio internacional en electrodomésticos, además de contribuir a lograr una mayor capacidad productiva. Según informaron, la fábrica aplicará el "Acuerdo Protocolo de Montreal", que establece el cumplimiento de ciertas exigencias para no dañar el ambiente, tales como la eliminación de los gases contaminantes que perjudican la capa de ozono.

Comentá la nota