Fabiani reconoció que el objetivo es mantener la mayoría en el Concejo.

Fabiani reconoció que el objetivo es mantener la mayoría en el Concejo.
BROWN: El titular de la bancada de concejales oficialistas reconoció las dificultades que tendrá el oficialismo para renovar las once bancas que pondrá en juego y remarcó que por ese motivo la prioridad pasará por mantener la mayoría en el Cuerpo. Asimismo, minimizó las posibilidades del villaverdismo y auguró que el electorado le volverá a dar espalda. “Ya mostraron lo que pueden hacer y no creo que tengan demasiadas posibilidades”, subrayó.
El presidente del bloque del Frente para la Victoria en el Concejo Deliberante de Almirante Brown, Eduardo Fabiani, reconoció que el oficialismo tendrá grandes dificultades para mantener los once ediles que pondrá en juego y remarcó que, por ese motivo, el gran objetivo pasará por no perder la mayoría en el Cuerpo.

“Vamos a trabajar para mantener como mínimo una mayoría simple. Si se da que podemos conservar el número que tenemos actualmente (18) mejor, pero en principio buscaremos lograr eso”, explicó.

En el marco de una charla con Info Región, el flamante vicepresidente del PJ local advirtió que si bien el espacio afín al intendente Darío Giustozzi tiene para perder más que el resto de sus competidores, también tiene como respaldo “una buena gestión” detrás.

“Tenemos la energía que nos da lo que a nuestro juicio es un año de gobierno satisfactoria y por eso aspiramos a realizar una buena elección, que nos permita renovar un importante número de concejales”, manifestó.

Asimismo, el dirigente le restó importancia al hecho de contar con el respaldo del Gobierno y el PJ nacional y afirmó que a la hora de inspirar la confianza del electorado la herramienta con la que cuenta el sector es “el trabajo en la comuna”.

“Tenemos una única receta y es redoblar esfuerzo para mejorar la gestión. Sólo eso nos va a permitir recoger el respaldo de la gente”, indicó.

En octubre el espacio que responde al jefe Municipal tendrá su primera prueba de fuego en las urnas, tras haberse impuesto en las elecciones de 2007. Allí no sólo será quien más bancas ponga en juego sino que, además, tendrá en frente una oposición que se presenta como un amplio abanico de posibilidades: la Coalición con el probable respaldo de la UCR, el Pro en una posible alianza con parte del “peronismo disidente”, Unión Celeste y Blanco y el villaverdismo.

Sean juntos o separados, el dato fundamental es que sólo el espacio que responde al caudillo pondrá algo en juego (apenas un edil); mientras que todo el resto se presentará con mucho por ganar y nada por perder.

En este punto, consultado sobre el anunció que días atrás hiciera por este medio Villaverde, Fabiani estimó que si bien “tiene todo el derecho de participar” volverá a caer a manos del giustizzismo porque dsde el sector "ya mostraron lo que pueden hacer y no creo que tengan demasiadas posibilidades".

“La gente reflexiona sobre esas cuestiones antes de votar así que por ese motivo no le auguro una buena elecciones”, sentenció.

Comentá la nota