Fabiana Ríos, "pasible de juicio político"

Lo dijo el titular del Colegio de Abogados de Capital Federal.
La polémica en torno al primer casamiento del país, que tuvo lugar en Ushuaia, sigue dando qué hablar. Hoy, el titular del Colegio de Abogados de Capital Federal, Jorge Rizzo, echó leña al fuego al asegurar que la gobernadora de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos, incurrió en " un nuevo avasallamiento a la majestad de la Justicia", al autorizar el matrimonio, y por ello debería investigarse si "es pasible de juicio político, por inmiscuirse en cuestiones exclusivas del Poder Judicial".

Rizzo opinó que la gobernadora "se arrogó facultades judiciales" para dictar una "velada declaración de inconstitucionalidad", para lo que "es evidentemente incompetente puesto que, carece de todo poder de jurisdicción, facultad que otorga la Constitución Nacional a los jueces para dictar fallos".

Además, reclamó que la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional "haga escuchar su voz en esta cuestión -como han hecho en algunos otros casos- manifestando su público repudio, en orden a que actitudes como la de la gobernadora Ríos serían claro ejemplo de pulverización de las atribuciones de los jueces argentinos".

"Al mismo tiempo habría olvidado o le restaría jerarquía los fallos públicos y notorios de lajueza Marta Gómez Alsina y la Cámara Nacional en lo Civil, los que reestablecieron el ordenamiento jurídico vulnerado cuando determinaron, la manifiesta incompetencia de Seijas en temas de familia", insistió el letrado.

En un comunicado a titulo personal, señaló que "es de esperar que las autoridades legislativas de Tierra del Fuego procedan a realizar los estudios pertinentes para determinar si la gobernadora de esa Provincia, Fabiana Ríos, es pasible de juicio político por inmiscuirse en cuestiones exclusivas del Poder Judicial", reiteró.

La Capital lo aprueba. Así las cosas, según un encuesta de la Consultora Poliarquía la mayoría de los argentinos se muestra en contra del matrimonio gay. Sin embargo, los porcentaje varían en la Capital Federal, donde una jueza lo prohibió: un 56% de los porteños encuestados aprueban la medida.

Comentá la nota