Fabiana Ríos defendió que "el polo tecnológico fueguino no compite con el país"

Fabiana Ríos defendió que "el polo tecnológico fueguino no compite con el país"
La Gobernadora sostuvo que el polo tecnológico de Tierra del Fuego tiene estándares de desarrollo de nivel internacional y destacó que su industria "no compite con otra del país", al defender el proyecto oficial para incentivar a empresas nacionales de equipos electrónicos. En diálogo con la agencia Télam, Fabiana Ríos fustigó a los "importadores que hacen lobby contra el proyecto" y llamó a los legisladores nacionales a aprobar la iniciativa del gobierno nacional para "equiparar la zona franca de Tierra del Fuego a la de Manaos, en Brasil".
El Congreso analiza el proyecto oficial que busca gravar a los artículos electrónicos importados y liberar de impuestos a los fabricados en el país, para alentar la industria de computadoras portátiles, monitores LCD, celulares, equipos de aire acondicionado, GPS y otros en Tierra del Fuego.

"Acompañamos firmemente al proyecto no sólo porque beneficia a Tierra del Fuego sino porque fomenta la industria nacional, y a través de la sustitución de importaciones significa cambiar el trabajo extranjero por uno nacional, de alto valor agregado", sostuvo.

Ríos destacó el acompañamiento a la iniciativa de partes de "muchos sectores, como la UOM, el gobierno fueguino, las municipalidades de la provincia y otros" y dijo que "se trata de una norma absolutamente necesaria".

"En la provincia es la segunda fuente de empleo, luego de la hidrocarburífera", dijo y recordó que el emplazamiento de la zona franca en el sur "viene de hace 40 años y terminó generando un polo de tecnología al nivel de los más importantes del mundo, aunque en mucho menor escala productiva".

Dijo que Brasil avanzó mucho más con el desarrollo de Manaos, que goza desde hace mucho de las protección fiscal promovida ahora en Argentina, por lo que "es imperioso generar una equiparación con esta ley espejo".

Afirmó que quienes se oponen a la norma "usan argumentos falsos, devenidos de la presión de los importadores".

Comentá la nota