Fabián Ríos ya sabe que adentro de las urnas no están los Reyes Magos

El senador no quiere perder terreno ante "Camau" Espínola, que con su triunfo en la Capital, le devolvió al peronismo a un sitial de privilegio que había resignado hace años entre los partidos políticos correntinos.
Por eso urdió la estrategia de cuestionar el escrutinio y pedir la apertura de urnas, aunque cada una que se abre lo aleja aún más del segundo puesto. De todos modos por ahora el papel de víctima le sirvió para encolumnar a la bases peronistas detrás suyo y sostener su liderazgo.

El senador y candidato a gobernador por Correntinos Por Cambio Fabián Ríos, urgido por el triunfo de un hasta pocas horas antes del comicio resistido extrapartidario como "Camau" Espinola, en el importantísimo distrito capital, que lo relegó a un segundo plano puertas adentro del peronismo correntino, y que además sin ningún cargo que lo respalde a partir del próximo 10 de diciembre, tomó nota que su liderazgo corre peligro, sobre lo cual tuvo una clara señal en la reciente convocatoria del matrimonio Kirchner al medallista olímpico al cuál en exclusividad le transmitieron su satisfacción por el logro de la intendencia de la capital correntina.

Tejió una llamativa y exitosa estrategia, hasta hora, que consistió en ensuciar el proceso electoral, en el que logró el tercer lugar, si bien muy cerca del desprestigiado gobernador Arturo Colombi, pero perdiendo de todos modos toda chance de pugnar por el sillón de Ferre, no obstante el ardi de demandar la apertura de la totalidad de las urnas en el escrutinio definitivo que se lleva adelante por estas horas en el recinto de la legislatura provincial, so pretexto de que mediante este proceso de control iba recuperar los más de tres mil votos que el Frente de Todos le sacó de diferencia, le brindó un escenario en cierta forma favorable. No obstante en la apertura de unas sesenta urnas a solicitud de los apoderados del PJ, el senador pudo comprobar que adentro de las mismas no había nada que le favorezca, y que tampoco los "Reyes Magos" estaban adentro de las mismas para cambiar la voluntad popular expresada oportunamente. A pesar de ello merced a algunos medios de comunicación totalmente funcionales a sus intereses y la falta de escrúpulos a la hora de informar que tienen algunos dirigentes pejotistas, Ríos logró ponerse en víctima y movilizar a un gran sector de las bases peronistas, a los que les hizo creer en la existencia de una estrategia de los Colombi para dejarlo fuera de la segunda vuelta. Sin dudas una jugada osada y peligrosa, pero que internamente les rinde grandes frutos.

Claro esto tendrá el mismo final que tuvo la osadía y falacia que expusieron el recientemente despedido asesor de imagen Luis Costa Bonino y su jefe el Gobernador, quienes el pasado domingo, quien sabe si al influjo del dilecto amigo Luigi Bosca, salieron por todos los medios que dispusieron a consignar que ganaban las elecciones en primera vuelta, como si los votos alguna vez no se iban a contar.

Es decir los datos de la realidad indican que al final la estrategia peronista también caerá totalmente cuando concluya el escrutinio definitivo, en el que quedará claramente ratificado que el Justicialismo al influjo del resistido internamente "Camau" Espínola, concretó la mejor elección de los últimos años, que lo llevó a adjudicarse la intendencia de la Capital provincial, pero que no le alcanzó para disputar la gobernación, aunque le pisaron los talones al desprestigiado y cuestionado actual gobernador.

Valdría la pena también que la militancia y bases peronistas analicen un par de cuestiones importantes y que les puede servir para tener claridad sobre la situación partidaria.Como es que es que tal vez la mejoría lograda en la contienda electoral podría haber sido aún mayor y no tendrían que andar penando por entrar al balotage, si hubieran tomado en el momento oportuno la decisión de diferenciarse de una gestión corrupta y autoritaria como la que encabeza Arturo Colombi. Pues no es un dato menor que gran parte de a dirigencia del PJ es socia política y económicamente del mandatario, desde el mismo vicegobernador, secretarios y subsecretarios y los dueños de medios como Martinez Llano y Humberto Romero, y nadie jamás denunció nada, y menos renunció en muestra de rechazo a una gestión de las más cuesionadas de los últimos tiempos en la provincia, y al que ahora con el proceso electoral a medio concluir quieren denostar.

Y otro aspecto es que la dirigencia justicialista hasta esta elección no lograba afirmar su liderazgo y deambulaban de Frente en Frente en busca de lograr algún cargo, y para lo cual no tuvieron empacho de hasta formar parte de las filas del mismo PaNu, proceso en el que a algunos no les fue nada mal, mientras paralelamente el partido se debilitaba y navegaba sin rumbo. Entonces no es casual que fuera un extra partidario como "Camau", con enorme prestigio, adquirido fuera del terreno político, el que le devolvió a un lugar de privilegio al PJ dentro del concierto de los partidos de la provincia. Esta claro entonces que sería saludable para el PJ en su conjunto que protejan y cuiden lo que han conseguido con mucha firmeza y decencia y que no se dejen engañar por los "cantos de sierena" y no esperen "regalos" en este proceso electoral que no existen, ya que aquí lo que esta en juego es nada más y nada menos que la voluntad de la ciudadanía y ello debe tener un valor supremo para la dirigencia política.

Comentá la nota