Fabián Pino dijo que la crisis no será tan negativa como la vivida en 2001.

Fabián Pino dijo que la crisis no será tan negativa como la vivida en 2001.
El secretario de Desarrollo Social afirmó que, basadas en las orientaciones transmitidas por el gobernador Gildo Insfrán, todas las áreas del Estado trabajan articuladamente para fortalecer el tejido social a fin de que soporte los embates de la crisis financiera y económica global, aunque conjetura que lo que se avecina no habrá de ser tan negativo como lo fue lo que ocurrió en la Argentina en el 2000 ó 2001.
“Esos fueron momentos muy críticos en la Argentina y de mucha necesidad. Hoy estamos con otros indicadores que también nos posicionan con un grado de fortaleza mayor al de otras etapas”, manifestó Fabián Pino.

Recordó las referencias recientes del mandatario en el sentido de que Formosa hoy está con calificadores de indigencia y de pobreza que se han reducido en más de un 20% en los últimos años.

“Además, decir que estamos con una tasa de desocupación de 2,7%, que la convierten en la más baja del NEA y en una de las menores del país; decir que tenemos un plan de infraestructura y obra pública que permite dinamizar la absorción de mano de obra; decir que estamos con un esquema de diversificación productiva que a muchos segmentos de pequeños y medianos productores les permite tener ingresos todo el año; decir que hay una organización del estado de asistencia permanente y promoción de los productores a través del Fondo Financiero Provincial -FONFIPRO- o el apoyo a los algodoneros a partir de la instalación de planchadas oficiales, todo eso que conforma esa red social y gubernamental, nos posiciona de esta manera en mejores condiciones ante la crisis”, reflexionó.

Los más vulnerables

Sobre el modo que afectan estas situaciones a los sectores más vulnerables de la sociedad, y en particular a los niños y jóvenes procedentes de hogares humildes, el secretario Pino dijo que la realidad se comparte en Formosa como en cualquier otra parte del país.

“Los indicadores a que le he hecho referencia son alentadores pero no nos permiten decir que estamos viviendo una situación óptima”, aclaró para sostener que “todavía hay mucho por hacer, y obviamente en los momentos de crisis los que más van a sufrir son los niños y los jóvenes”.

Dijo que desde el área a su cargo se trabaja mucho en lo que sea la asistencia técnica, la capacitación y lo que tenga que ver con el desarrollo de programas que promuevan la contención familiar, y si bien existen muchos niños y adolescentes que están escolarizados, también trabajamos en lo que tiene que ver con la inclusión laboral de los jóvenes, sobre todo los que están comprendidos en la franja de entre 18 y 25 años, es decir, aquellos que terminan de cursar la secundaria y comienzan a ingresar en el mundo del trabajo.

Capacitar en oficios

Para el caso se cuenta con las escuelas de capacitación en oficios y desarrollamos una experiencia que tiene que ver con el reciclado de computadoras, con una alternativa de capacitación para jóvenes que ni estudian ni trabajan.

“Tal vez son experiencias incipientes pero que nos están mostrando el camino por donde tenemos que orientarnos en esta línea”, reconoció para acotar que también se está trabajando en los programas del Seguro de Empleo y Capacitación con el Ministerio de Trabajo de la Nación para fortalecer, justamente, estas actividades e iniciativas no solamente en la ciudad capital sino también en muchos municipios del interior.

Explicó Pino que se está trabajando fuertemente con el Plan Familias, que es un programa de inclusión social muy fuerte del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, que ha lanzado con mayor financiamiento y que ahora permitirá trabajar también en Formosa, no solamente en los catorce municipios donde se está realizando el traspaso de este plan sino, además, incorporando ese nuevo aspecto que es la beca para que estudien los miembros de una familia que están dentro del Plan Familias.

“Así, por ejemplo, si la madre del grupo familiar recibe los beneficios del Plan Familias, el esposo demostrando que quiere realizar algún estudio o completar, por ejemplo, sus estudios primarios, recibe una beca de 70 pesos. Del mismo modo ocurre con los hijos. De este modo se va a ir completando un ingreso mínimo que le va a permitir a esa familia enfrentar las dificultades y vivir de otra manera”, expuso

Comentá la nota