El Exxel Group cierra un negocio millonario con la CIA

A través de dos de sus empresas controladas, el fondo de Juan Navarro invierte en tecnología utilizada por organismos de seguridad de los Estados Unidos
Lejos de los alfajores, los helados y de la venta de CD’s, el Exxel Group, que en los ‘90 concentró sus inversiones en grandes marcas locales como Havanna, Freddo y Musimundo, por estos años se ha convertido en un importante socio de las agencias de seguridad gubernamentales de los Estados Unidos.

Tras desprenderse de casi la totalidad de las empresas que compró en la década pasada (y que llegaron a ser 70), el fondo inversor que fundó y sigue comandando Juan Navarro comenzó a apostar por compañías relacionadas con el desarrollo de tecnología y productos para la industria de la defensa del país que preside Barack Obama.

Desde 2003 a la fecha, el Exxel ingresó al capital accionario de un grupo de firmas vinculadas a este sector que hoy forman parte de su portfolio inversor como son Brijot Imaging System, Destineer, Diligence, The Protective Group. Y recientemente se convirtió en el socio mayoritario de ThingMagic, una de las principales desarrolladoras de tecnología de radiofrecuencia bajo el sistema RFID. En la firma lleva invertidos u$s 10 millones y ya es el principal accionista con el 28% del capital.

ThingMagic fue fundada en 2000 por cuatro ex estudiantes del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), tiene su sede en Cambridge y es una de las líderes del negocio de identificación por radiofrecuencia o RFID, y de tecnologías de cómputo de detección e integración.

El ingreso del Exxel Group data de 2006. Pero en el último tiempo el fondo inversor ha ido incrementando su participación mediante el aporte de fondos frescos utilizados mayormente para financiar nuevos negocios.

Lo hace junto a otros accionistas de renombre en el mundo tecnológico que tiene ThingMagic como son Nicholas Negroponte, profesor del MIT; y Cisco System, líder mundial en redes para Internet. De hecho, fue gracias a una gestión de Negroponte que Navarro se decidió a invertir en la empresa.

Inteligencia artificial

Ahora, ThingMagic acaba de cerrar un contrato con la Central de Inteligencia Americana (la mítica CIA) para expandir los alcances de su sistema de radiofrecuencia y de este modo facilitar la integración de esta tecnología a un mayor rango de aplicaciones. La idea es que el RFID sea útil también para organismos de inteligencia o para los intereses de la seguridad nacional de Estados Unidos.

La empresa del Exxel firmó el acuerdo con In-Q-Tel, un fondo inversor fundado por la CIA en 1999 y considerado su filial financiera. El principal objetivo de este private equity es apoyar a empresas dedicadas al desarrollo de nuevas tecnologías. "Estamos realizando un trabajo para los servicios de inteligencia de EE.UU que luego utilizarán los resultados para ciertos objetivos que son confidenciales", confió a El Cronista una fuente del Exxel Group. "El objetivo es identificar el alcance de los lectores y sensores de la radiofrecuencia RFID. Es decir, poder conocer hasta qué distancia se puede captar una señal de RFID", agregó el estrecho colaborador de Navarro.

La CIA no es la única clienta de ThingMagic que es proveedora de tecnología de la automotriz Ford, el gobierno del Estado de Florida, y a través del Exxel encaró un proceso de expansión en América latina que se maneja desde las oficinas locales del fondo inversor.

Pero ThingMagic no es la única empresa del Exxel que tiene lazos con la CIA. También los tiene Destineer, dedicada al desarrollo y venta de consolas y videojuegos, y a la fabricación de simuladores virtuales de entrenamiento para gobiernos, ejércitos y organizaciones de inteligencia. Entre los expertos, esta empresa está catalogada como la mejor en su sector.

Según la CIA, los usos potenciales de la tecnología de entrenamiento virtual que desarrolla incluyen a los sectores militares y de defensa norteamericanos, la Guardia Nacional, y hasta la OTAN.

Comentá la nota