"La extrema pobreza es una violencia enorme en niños"

"La injusta distribución de la riqueza debe ser superada con políticas de Estado".
"La extrema pobreza es una violencia enorme en niños"

Llamó a construir una sociedad más justa y a mejorar la familia.

Ernesto Moreau disertó ayer en un taller organizado por el Consejo Provincial de Políticas de Derechos Humanos, junto con la Subsecretaría de Niñez de la Provincia, sobre los niños en la calle, en conflicto con la ley y el sistema carcelario.

La ponencia tendrá continuidad hoy cuando diserte ante la plana mayor de la Policía provincial. Moreau es copresidente de la Asamblea por los Derechos Humanos a nivel nacional, presidente de la rama argentina de la Asociación Americana de Juristas, miembro del Comité Ejecutivo Continental, experto en tema seguridad y derechos humanos.

Moreau reconoció "condiciones de extrema pobreza" en niños, advirtiendo que "es una violencia enorme que tienen" que sufrir.

En este sentido, diferenció "la pobreza que había antes, en la que tenían por lo menos la posibilidad de crecer en un ambiente sano".

Sin embargo, también afirmó que hoy la cuota alimentaria y nutricional "no les alcanza para tener cuerpos sanos y esbeltos".

Incluso reconoció que se hicieron estudios de las dificultades que tienen de crecimiento y para asimilar conocimientos los menores en estas condiciones.

"Estamos condenando a personas que son todas iguales, a algunas se les da mucho que es la herencia de sus padres y a otras no se les da nada, por la injusta distribución de la riqueza que se debe superar con políticas de Estado y construyendo una sociedad con menos dificultades", señaló Moreau.

"Cuando hay un niño que tiene problemas con la ley penal, existe un hogar que tiene serias dificultades. Lo primero que tenemos que hacer es ayudarlo, para que pueda contener a ese niño", explicó.

La falta de tiempo para escucharlos

La idea de un taller como el implementado es establecer con claridad los problemas de la niñez y la adolescencia y "qué les está pasando a los pibes y a nosotros con ellos, y ver de qué manera pueden establecer su crecimiento a través de ellos mismos, su desarrollo en plenitud, para tener una sociedad plena el día de mañana".

Sobre los padres, indicó que "también somos víctimas de una sociedad sumamente injusta, en la que tenemos necesidades y hay quienes lamentablemente no tienen ese tiempo de escuchar a los niños y es ahí donde el Estado debe intervenir para que tengan el tiempo necesario, porque nadie mejor que ellos para hacerse cargo de la educación, la niñez, de la cultura familiar. Es muy importante trabajar en estas cuestiones".

Comentá la nota