El extraño robo a la casa de Garro y los vínculos cruzados de los vecinos del country Grand Bell

El extraño robo a la casa de Garro y los vínculos cruzados de los vecinos del country Grand Bell

El country Gran Bell es como cualquier otro country o barrio privado de Argentina. Un predio agradable y tranquilo situado en la localidad de City Bell donde han mudado su residencia sectores de ingresos medios altos, entre los que se destacan profesionales, comerciantes, ex jugadores de futbol, nuevos ricos, figurones, gente trabajo y otra no tanto, en búsqueda de tranquilidad y seguridad.

Hasta allí se fue a vivir el actual intendente por Cambiemos, Julio Garro, hace unos dos años y medio, dejando su residencia del barrio de La Loma en La Plata en búsqueda de un sitio más apacible. Garro diría en su oportunidad que había vendido la casa de La Loma para comprar en Grand Bell. Luego se comprobaría que sigue siendo su propietario.

En ese lugar custodiado por una empresa de seguridad más dos guardias que había sumado el intendente Garro desde que asumió, él y su familia sufrieron un extraño robo del que todavía nada se sabe y que a medida que pasan los días pareciera que todos los involucrados, víctimas y victimarios, intentan esconder, bajar el perfil del tema y que la cuestión pase al olvido.

Los rumores son muchos y diversos, pero lo cierto es que lo sustraído no se habría tratado de un maletín, como aseguraron diversas fuentes. Se trataría al menos de tres grandes bultos integrados por una valija grande con ruedas y dos bolsones de gran tamaño pero de no tanto peso.

Un confidente cercano a Cambiemos le dijo a REALPOLITIK: “Era la recaudación negra de los tres recitales de los Rolling Stones. El nabo la tenía en la casa porque la contaba como un avaro. La cuenta es fácil. Tres recitales: 50 mil autos a 200 pesos el estacionamiento, más cien puestos ilegales de bebidas y comidas a 60 mil por puesto, más lo que te puede llegar a dar la organización del espectáculo por no cobrarle la tasa municipal de espectáculos, que es obligatoria, pero que desde los tiempos de Bruera intendente no se cobra”.

Por supuesto que las expresiones del confidente (un radical arrepentido de apoyar a Garro) son incomprobables, pero sí podría asegurarse que existe una filmación de los ladrones cargando la valija y los bolsones en la camioneta del policía Patricio Masana, hasta hoy uno implicado reconocido.

Y es justamente aquí donde comenzamos con los vínculos de los vecinos de Grand Bell. Frente a la casa de Garro tiene su residencia el ex secretario de medios kirchnerista y empresario publicistaEnrique “Pepe” Albistur, quien convive con su esposa Victoria Tolosa Paz, ex cuñada de quien comercializara el country Grande Bell, Alberto Dacal (hijo). Parece que “Pepe” Albistur quería contar con seguridad extra y por tanto tiene instaladas cámaras de seguridad en su residencia que habrían tomado perfectamente la entrada y salida de los ladrones a la casa de Garro. ¿Aparecerán esos videos en la causa penal?.

Otra rara combinación de relaciones es la que vincula al hasta hoy único implicado en el robo, el subteniente de la bonaerense Patricio Miguel Masana con muchos de los comerciantes que viven en Grand Bell. La mayoría de ellos dueños de comercios y locales comerciales en el centro de la ciudad conocían perfectamente a Masana, ya que entre los negocios extras por “hacer la calle” de la comisaría primera de La Plata estaba la de ofrecer seguridad “personalizada” a grupos de locales céntricos. Todos sabían perfectamente la vida de casi millonario que llevaba el “rati”. Sólo en el último año había viajado a Europa, esquiado en Aspen (Estados Unidos) y paseado unos días en el Caribe.

A propósito de la comisaría primera, bien vale la aclaración que Masana -además de controlar las horas Cores de la repartición- actúa como virtual de calle desde hace varios años. Todos los comisarios que pasaron por allí deben al menos una explicación sobre las acciones de este joven oficial, incluyendo al actual secretario de Seguridad de Garro, Daniel Piqué

También se sabe que desarrollando la tarea como jefe de calle de la comisaría primera, Masana trabó relación con protagonistas de la anterior gestión. Masana se habría convertido en un hombre clave para la organización de todos los eventos en la plaza Moreno, como recitales, festivales, etcétera. Se dice que allí habría conocido a “hombres de acción con manejo de la calle” vinculados al municipio y que es posible que la información del dinero existente en lo de Garro provendría de esta fuente y hasta que alguno de ellos serían los que participaron junto a él del robo a la casa de Grand Bell.

En el barrio privado también se comenta que otro de los nuevos residentes es el amigo, asesor y principal hombre de cogestión en la intendencia de Garro, Fernando Rozas, abogado y socio deGustavo Ferrari, hombre de Francisco de Narváez quien todavía ocupa el cargo de asesor General de Gobierno. La casa adquirida por Rozas estaría valuada en 1.200.000 dólares.

Allí cerca también vive el empresario inmobiliario, Roberto Mariani, quien dice que es socio y amigo del intendente Garro, con quien tendrían emprendimientos especialmente en la zona de Abasto y sectores aledaños a la ruta 2.

Como se sabe, el robo sufrido por Garro no fue el único. La casa de Guillermo Barros Schelotto y otras más también habían sido desvalijadas tiempo atrás. Alguno de esos episodios nunca fueron denunciados debido a que sus víctimas tenían más miedo a ser investigados por enriquecimiento que a descubrir quién les robó. Sería el caso de un ex funcionario del ministerio de Salud a quien le habrían sustraído una colección privada de ochenta relojes valuada en cerca de 500 mil dólares. 

Coment� la nota