Extraña mancha en el río Uruguay frente a Botnia

Ayer apareció una mancha preocupante en aguas argentinas del río Uruguay, frente a Botnia y generó de inmediato un intenso movimiento institucional y civil. A las 10, la Prefectura Naval Argentina comunicó a la Municipalidad la aparición de una mancha significativa frente a Botnia, luego de recibir por el canal abierto de comunicaciones el alerta del remolcador Veromar (que trabaja para Botnia), según pudo reconstruir EL ARGENTINO.
De inmediato, la Subsecretaría de Salud y Medio Ambiente de la comuna, a cargo de Martín Piaggio, articuló el mecanismo de emergencia dando aviso al área ambiental de la Provincia y de la Nación.

Por su parte, el secretario de Ambiente de la Nación, Homero Bibiloni, dispuso el envío urgente de un equipo especializado y mientras tanto desde la Oficina de Vigilancia –junto a Prefectura- tomaron las primeras muestras de la mancha, filmaron los sucesos y labraron las actas correspondientes.

Los técnicos movilizados en realidad reforzaron la presencia permanente que la cartera ambiental de la Nación tiene en las costas ubicadas frente a Gualeguaychú, en el marco del Plan de Vigilancia Ambiental del Río Uruguay.

Conocida la circunstancia, Bibiloni se comunicó de inmediato con el gobernador de Entre Rios, Sergio Urribarri, y con el intendente Juan José Bahillo, a quienes aseguró la asistencia de la Nación para determinar el origen del derrame y eventualmente agregar la información disponible del siniestro a los antecedentes que el Gobierno Nacional viene acumulando para la actuación judicial que se desarrolla ante la Corte Internacional de La Haya.

Por su parte, tanto desde la oficinas de Botnia como desde la Armada uruguaya, se indicó a EL ARGENTINO que la mancha tiene su origen en las proliferación de las algas; pero nada dijeron sobre las características blancas de la misma.

En diálogo con EL ARGENTINO, tanto personal de Prefectura y un viejo pescador del río como Raúl Almeida, indicaron que en toda la historia de experiencia sobre el curso de agua “nunca observaron algas blancas ni siquiera en estado de descomposición, dado que cuando mueren son de un color amarronado a pardo”.

También desde la Oficina del Plan de Vigilancia en diálogo con EL ARGENTINO, se indicó la misma observación con respecto a la mancha blanca. Martín Díaz, quien fue uno de los primeros operadores en tomar las muestras con Prefectura, indicó “que nunca hemos observado una mancha tan extensa y además con esta característica blanca. Si bien es cierto que el río tiene mucha acumulación de algas, las manchas blancas no tienen ese origen”.

EL ARGENTINO se movilizó hacia el puente internacional “General San Martín” y pudo constatar –junto con personal de Gendarmería Nacional y varios asambleístas como José Pouler y Luis Correa, entre otros- que en inmediaciones a Botnia estaba la mayor concentración de la mancha y que no sólo eran las algas de color verdosas sino también una película aceitosa de color blanco grisáceo.

En el puente internacional, Martín Piaggio y Martín Díaz, indicaron a EL ARGENTINO su preocupación “porque además de la existencia de algas, las manchas blancas tienen seguramente otro origen”. De manera constante sobre el enlace vial que vincula a Gualeguaychú con Fray Bentos, fue visible el trabajo de los técnicos y de Prefectura tomando muestras del líquido de origen desconocido. La sustancia, visualmente percibida con los colores blanco, azulado y verde, alcanza una extensión estimada a los diez kilómetros. Este dato también fue corroborado por el gobernador Sergio Urribarri, quien sobrevoló en el avión de la Provincia la zona junto con el intendente Juan José Bahillo.

Urribarri manifestó su asombro “porque la mancha es impresionante, tiene casi diez kilómetros de extensión” y agregó: “La Provincia junto con la Nación y el Municipio ya están actuando para registrar este hecho y derivar las muestras a los laboratorios técnicos cuyos resultados serán analizados también con Cancillería argentina”.

Por su parte, Bahillo también corroboró la magnitud de la mancha y sostuvo “que desde el aire se ve claramente que la misma tiene su mayor intensidad en inmediaciones de la planta de Botnia”.

La mancha fue detectada ayer por la mañana por los tripulantes del remolcador Veromar, quienes comunicaron por radio lo observado frente al muelle de la pastera de origen finlandés. La mancha que se originó en las inmediaciones de Botnia, se desplazó aguas arriba (por el reflujo del río) y hacia el centro del canal, ingresando luego hacia las aguas jurisdiccionales argentinas.

En el marco del Plan de Vigilancia Ambiental del Río Uruguay, los especialistas junto al personal de Prefectura y de la Municipalidad recogieron las muestras de agua con un equipo multiparamétrico provisto por la cartera de Ambiente de la Nación. Una vez obtenidos los resultados de esos estudios, serán agregados como fuente documental en el marco de la estrategia judicial que la Cancillería argentina viene desplegando en la controversia con la República Oriental del Uruguay que se sustenta ante el Tribunal Internacional de La Haya.

Por último, EL ARGENTINO consultó a Héctor Retamal, quien tiene un Master en Medio Ambiente de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) y es además delegado técnico ante la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU) y manifestó “que nunca en mi vida he visto algas de color blanco ni siquiera en estado de descomposición. Salvo que sea una nueva especie de algas que se esté manifestando por la saturación del fósforo en la zona de Botnia, diría que es casi imposible que sean algas”. Para Retamal las manchas blancas tienen un origen químico y no descartó que provenga de la misma planta de Botnia.

Comentá la nota