Extraña ausencia de la Comisión de Enlace

Por José Crettaz

No fue por el frío polar, al que los hombres de campo se acostumbraron durante el conflicto por las retenciones móviles, cuando pasaron varios días a la vera de las rutas o directamente cortándolas. Tampoco por la superposición del corte de cintas de la Exposición de Palermo con otros compromisos "contraídos con anterioridad". Pocos acontecimientos se aseguran la asistencia de autoridades políticas y rurales con tanto tiempo de anticipación como esta muestra.

Después del faltazo del secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, la ausencia más sonora al tradicional corte de cintas de la exposición fue el de la propia Comisión de Enlace del campo. Sólo estuvo el presidente de la Sociedad Rural, Hugo Luis Biolcati, que, en tanto anfitrión, como es lógico no podía faltar. El y el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, fueron los encargados del ritual centenario.

Superado lo más caliente del conflicto y en tiempos en los que el diálogo está en boca de todos, la Comisón de Enlace parece haber entrado en una nueva etapa. No puede decirse que haya enfrentamientos entre sus integrantes, pero sí una cada vez más evidente distancia. Eduardo Buzzi, líder de la Federación Agraria, busca dar señales hacia el ala izquierda de su organización, por eso retomó la agenda previa al conflicto con un proyecto propio de nueva ley de arrendamientos que molesta a sus colegas. Ayer, Buzzi volvió a su provincia, Santa Fe, luego de varios días de reuniones y protestas en la Capital y en Las Varillas, Córdoba.

En los últimos años, el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Mario Llambías, no faltó al compromiso con su par de la Rural. Esta vez, prefirió evitar las bajas temperaturas y fue al mediodía para almorzar con su amigo y antecesor de Biolcati, Luciano Miguens. En 2008, también había sido de la partida el presidente de Coninagro, Carlos Garetto.

La Comisión de Enlace volverá a mostrarse a pleno el lunes próximo, cuando encabece en el predio de Palermo una reunión con productores donde podrían decidirse nuevas protestas tamberas. También estarán los cuatro presidentes en la inauguración oficial, el 1° de agosto. Buzzi, que el año pasado no asistió porque se encontraba en un spa con el objetivo de dejar el cigarrillo, confirmó que esta vez sí participará del acto. En 2008, su lugar fue ocupado por el dirigente entrerriano Alfredo De Angeli, cuyo discurso improvisado se llevó todos los aplausos.

Comentá la nota