En extinción: locales partidarios que apoyen al FJpV

El matrimonio Kirchner analiza puntualmente las estrategias comunales de varios intendentes, que por alguna razón, no abrieron locales partidarios en sus distritos con la figura del titular del PJ y de Daniel Scioli.
En las localidades del interior se buscó la excusa de los posibles escraches y destrozos de las "unidades básicas" kirchneristas. Y con este argumento, los intendentes justificaron su postura.

Sin embargo, en el Conurbano bonaerense, donde el kirchnerismo ganaría por una amplia mayoría, tampoco se inauguraron locales que apoyen al binomio oficialista. Solamente se pueden ver algunas gigantografías con la frase "Nosotros Hacemos" y la foto de ambos candidatos.

Aunque lo que más molesta por estas horas al oficialismo es la tendencia de varios jefes comunales de mostrarse como vecinalistas. Es el caso de Pablo Bruera en La Plata.

Muy pocos colocan la cara de Kirchner junto a la del intendente. Los afiches solamente llevan la cara del jefe comunal y algunas frases con los principales logros de sus gestiones.

Así, intentan despegarse del kirchnerismo porque temen perder votos, luego del descontento electoral que marcan las encuestas.

La jugada más arriesgadas de algunos intendentes es la de explicar en reuniones partidarias y vecinales, los obras públicas realizadas y las que se llevarán a cabo durante el 2009. En esos cónclaves, nombran el esfuerzo del Gobierno nacional, y el compromiso de Daniel Scioli.

Es que muchos ven al gobernador como antídoto ante la bronca que genera el matrimonio Kirchner. Destacan el esfuerzo, la intención de diálogo, y el compromiso del mandatario provincial para combatir las drogas, y hablan de una nueva impronta en la provincia de Buenos Aires.

De esta manera, los jefes comunales utilizan la figura de Scioli para mostrar la compresión que actualmente parece no tener el Frente Justicialista para la Victoria.

Comentá la nota