Extienden por séptima vez la intervención en el ente del gas

El Gobierno sigue sin cumplir con las normas de selección y designación de las autoridades de los organismos de control de los servicios públicos y por séptima vez prorrogó la intervención que arrastra el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas). Por medio del decreto 1874, resolvió extender por otros 180 días la intervención del Enargas que desde fines de 2007 lleva adelante Antonio Pronsato, el ex gerente técnico de las gasíferas del grupo Camuzzi.
El Gobierno justificó la falta de regularización del Enargas y la permanencia de Pronsato con el argumento de que "la magnitud y complejidad de las tareas y funciones asignadas hace dos años determinan la necesidad de continuar la intervención de dicho organismo".

Sin brindar mayores precisiones, el decreto de Cristina Kirchner defendió la continuidad de la intervención señalando que "han surgido nuevas necesidades en materia energética que constituyen competencia del organismo y que ameritan la prórroga".

Así, el Gobierno le vuelve a dar la espalda al fallo judicial que le había ordenado finalizar la intervención y convocar a un concurso público de antecedentes para elegir a las autoridades del ente.

En agosto de este año, la jueza Clara María Do Pico, titular del Juzgado Nacional en lo Contencioso Administrativo Federal N° 8, instruyó al Poder Ejecutivo para que, al término de la intervención, proceda a designar a los integrantes del directorio del Enargas con los mecanismos legales vigentes.

El fallo judicial se originó en una acción iniciada por la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ) y Consumidores Libres en la cual se reclamó al Ejecutivo que normalice el Enargas por medio de una selección abierta a profesionales que reúnan los requisitos de experiencia e idoneidad técnica.

Al igual que el Enargas, el otro ente regulador del sector energético también registra una situación irregular. Pese a que la ley establece que debe funcionar con un directorio de cinco miembros, actualmente el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) cuenta con cuatro integrantes que fueron nombrados por decreto y sin pasar por concursos.

La presidencia está a cargo de Mario de Casas, un ex cobista que se pasó al kirchnerismo. El directorio se completa con Luis Miguel Barletta -ex titular del INIDEP (Instituto de Desarrollo Pesquero); Marcelo Kiener y Enrique Gustavo Cardesa, ex diputado y actual titular del Partido Intransigente que fue parte del Frente para la Victoria en las dos últimas elecciones nacionales. En este caso, también existe un fallo judicial que aún no se cumple y que le ordenó a la Secretaría de Energía que los responsables del ENRE sean elegidos por sus antecedentes técnicos y profesionales y por medio de concursos públicos.

Comentá la nota