Extienden uso de factura electrónica a los súper y para comercio exterior

La AFIP y Economía lanzan cinco medidas que buscarán controlar más la evasión. Será a las 10 en el Microcine del Palacio de Hacienda. Prometen agilidad para exportar y comerciar
Amado Boudou y Ricardo Echegaray prometen "desarrollos tecnológicos de punta" para "simplificar y agilizar los trámites relacionados con diversos sectores del comercio". El anuncio conjunto entre el ministro de Economía y el titular de la AFIP se hará hoy a las 10 en Palacio de Hacienda, y la más importantes de las medidas anunciadas es la factura electrónica para los exportadores, la agroindustria, el comercio minorista y las aseguradoras, entre otros sectores.

A los empresarios que venden al exterior, por ejemplo, les permitirá agilizar sus operaciones, eliminando burocracia y papeles. Los exportadores ya no necesitarán enviar una factura por correo tradicional, sino que contarán con el certificado digital emitido por la AFIP. Para la agencia de recaudación nacional, en tanto, se trata de una herramienta más para recaudar y tener monitoreadas online las exportaciones y parte del comercio interno. En este último caso, porque la factura electrónica también se aplicaría para los supermercados, apunta así a grandes números de facturación. A diferencia de lo que ocurre hasta ahora, ya que la factura electrónica online –realizada con plataforma de la AFIP– se aplica de modo opcional para monotributistas y servicios profesionales, pero estos últimos si facturan entre $ 300.000 y $ 600.000.

"De las cinco medidas que se van a anunciar, la más importante es la factura electrónica. Buscamos agilizar el comercio nacional e internacional, pero también nos ayudará a tener más control", admitieron desde la AFIP. "Harán como la Carta de Porte, con la excusa de la digitalización y transparencia, van cerrando el cerco sobre la evasión y elusión", contó un empresario.

Para el acto de hoy fueron invitados la UIA, Cámara Argentina de Comercio, la Confederación General Empresaria de la República Argentina (CGERA), Cámara Argentina de Comercio (CAC), Bolsa de Cereales, Aseguradores del Interior, Federación de Cámaras de Comercio Exterior, entre otras entidades industriales y comerciales. Mediante un comunicado, la CAC precisó que analizarán con Boudou los "temas relacionados a la economía en general, el comercio y servicios en particular y con especial enfoque sobre las diferentes regiones del país".

Las facturas electrónicas, que permiten un mejor control y también mayor previsión sobre la situación fiscal, son obligatorias desde el 1´ de abril de 2007 para las empresas de telefonía, TV por cable, medicina prepaga e internet. A fines del año pasado, en tanto, ingresaron al sistema los sectores de publicidad, peajes, servicios de informática y desarrolladores de software. Para monotributistas y profesionales dentro del límite de facturación mencionado ($ 300.000 a $ 600.000) es opcional.

Los diez profesionales alcanzados por la facturación electrónicas son abogados, licenciados en administración, licenciados en Economía, licenciados en sistemas, contadores públicos, actuarios, escribanos, notarios, ingenieros y arquitectos. Existen dos versiones de facturación electrónica, una que para la cual el sujeto contribuyente contrata un software propio; y el facturador en línea, justamente la que se busca extender.

El año pasado se hizo un intento de que ingresaran restaurantes y bares al facturador en línea, pero la complejidad de ese universo de pequeños y medianos contribuyentes obligó a la AFIP a dar marcha atrás. Ahora cambió la estrategia del organismo, y van tras los grandes.

Comentá la nota