Se extiende la polémica sobre el juego en la provincia

El diputado nacional, Carlos Raimundi declaró a DIARIOHOY.NET que hay un entramado entre los gobiernos provinciales y el nacional con los casinos y tragamonedas. "Hace muchos años que existe una connivencia entre los empresarios del juego y los gobiernos, no es algo exclusivo del mandato de Scioli", expresó el legislador por Solidaridad e Igualdad.

"Esto ha sido un mal hábito entre los políticos de los últimos años que han extendido las licencias y permiten la explotación de bingos y casinos y las utilidades de los tragamonedas a través de una empresa casi monopólica, como Codere, pero también por ejemplo, a través de Cristóbal López", agregó.

Con respecto a la explotación de esta actividad, Raimundi señala consecuencias negativas en materia económica y social.

"Personalmente estoy en contra de la estimulación del juego y el Estado no debería impulsarlo" pero, de seguir existiendo, "considero que el Gobierno debe tener un rol más activo, reforzar los controles y obtener más ganancias", sostuvo el legislador.

"La consecuencia negativa en materia social, es que cuanto más se estimula el juego, menos se favorece la cultura del trabajo", sostuvo el legislador e insistió " la propaganda oficial cuando promete que, jugando realizarás tus sueños, trastoca la cultura del esfuerzo".

"Lo mismo sucede, cuando se postula que gracias al juego, se hacen más escuelas y hospitales, esto es mentira", señaló Raimundi.

Con respecto a lo económico, declaró que es una actividad que deja sumas millonarias pero "que debería ser explotado por la provincia: "El Estado debe tener un rol más activo en la toma de ganancias y no dejarlo en manos de empresas privadas. Tampoco existe un control estricto sobre el negocio de los tragamonedas", concluyó Raimundi.

Comentá la nota