Se extiende el paro en Niza por pedido de ajustes salariales

Mañana se juntarían con los directivos de la firma en Buenos Aires para convenir un arreglo. Reclaman un plus del 15% para los trabajadores del cuarto turno y el pago de horas extras los feriados. Llevan una semana de protesta.
Tras más de una semana de huelga, los trabajadores de Niza continúan con las medidas de fuerza que mantienen paralizada la producción, en reclamo por ajustes salariales. Mañana, delegados de la planta de Villa Mercedes junto a representantes nacionales del Sindicato Aceitero, se reunirían en Capital Federal con los directivos de la firma para alcanzar un acuerdo.

El conflicto se desató cuando los empleados exigieron un aumento al básico de un 15% para el turno de los fines de semana -pedido ante el cual la empresa ofreció sólo un 6%- y el reconocimiento de horas extras los días feriados. El fracaso en las negociaciones realizadas el jueves pasado, llevó a que los más de 400 empleados extiendan la huelga hasta que se arribe a una solución.

Desde que iniciaron el paro, los operarios cumplen con la jornada de ocho horas cada uno en su turno, pero instalados en la puerta de la fábrica en estado de asamblea permanente. Los perjudicados son 450 empleados que aún tampoco recibieron una respuesta clara por parte del Ministerio de Trabajo de la Nación.

Durante el fin de semana organizaron un festival que incluyó un grupo de folklore, mateadas y peloteros para los niños, como modo de expresar de manera pacífica, el apoyo de sus familias en esta lucha. También, realizaron a las 20 hs un bocinazo en disconformidad con la postura de la empresa.

Estas acciones se suman a otra manifestación que realizaron el viernes pasado en la entrada de las oficinas administrativas del grupo aceitero dueño de Niza, en Córdoba. "Alrededor de 70 empleados viajamos a General Deheza, pero las autoridades de la planta no pudieron recibirnos. Hicimos una marcha alrededor de la plaza principal hasta la empresa, a la que se sumó mucha gente del pueblo que se solidarizó con nuestro pedido", explicó Juan José Domínguez, delegado de planta y secretario de prensa de la Federación Aceitera, quien además informó que desde ayer les retiraron los tres colectivos con los que el personal se traslada a la fábrica de Niza.

"Nosotros continuamos esperando y estamos abiertos al diálogo, porque creemos que nuestro reclamo es justo. Incluso pedimos mucho menos de lo que nos corresponde, porque en las aceiteras de todo el país se paga entre un 25 y 30% y acá estamos pidiendo sólo un 15%.", agregó.

Comentá la nota