Extensa reunión en Olivos para definir el plan por seguir

Los Kirchner estuvieron con Aníbal Fernández, Boudou y Zannini; Redrado "está afuera", dicen
Sin descanso, el Gobierno trabajó ayer durante toda la tarde concentrado en la estrategia judicial con la que volverá a embestir desde hoy para conseguir sacar a Martín Redrado del Banco Central, después de la restitución que dictaminó la jueza María José Sarmiento.

Al anochecer de ayer, fue un entrar y salir de vehículos de la residencia de Olivos, entre ellos, el que llevó al ministro de Economía, Amado Boudou, poco antes de las 19, a la quinta presidencial. El titular del Palacio de Hacienda, a quien en un sector del Gobierno le adjudican parte de la responsabilidad de la crisis que se generó a raíz de la creación del Fondo del Bicentenario, se encargó ayer de desmentir que el matrimonio Kirchner le hubiera manifestado algún tipo de malestar.

Boudou se reunió ayer con ellos y buscó desacreditar las versiones que indicaban que no había estado ni siquiera invitado el viernes pasado a la residencia, donde se reunió la mesa chica kirchnerista. "El ministro fue más tarde porque estuvo trabajando hasta último momento en la presentación judicial, que luego presentó a la Presidenta", sostuvo un funcionario cercano a Boudou, y contó que había ingresado en la residencia.

Además del ministro de Economía, también estuvieron ayer en Olivos el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández (que hizo un viaje exprés a Villa Gesell el sábado para festejar sus 53 años) y el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini. Junto con Cristina, son los que arman la estrategia legal para lograr su cometido de echar definitivamente a Redrado.

Según contaron a La Nacion allegados a los Kirchner, el matrimonio cree que el todavía presidente de la entidad no tendrá muchas más chances de resistir. "Redrado está afuera. Se tiene que ir", concluyó la Presidenta, en las reuniones que mantuvo en las últimas horas con sus colaboradores. Por eso, el Gobierno tiene planeado concentrarse en la vía judicial para resistir, con la idea de que, por el momento, la crisis desatada en el Banco Central no repercutió en los mercados. "No tuvo correlato. Estamos bien", planteó una fuente cercana al diputado Néstor Kirchner, que sigue de cerca los vaivenes económicos.

Después de las denuncias públicas de presiones y de intimidaciones por parte del Gobierno que hizo la jueza Sarmiento, que falló el viernes pasado en favor de la restitución de Redrado, en Balcarce 50 evalúan presentar una recusación en contra de la magistrada e incluso iniciarle un juicio político. Anteayer, Aníbal Fernández la había acusado de obstaculizar la apelación de la Casa Rosada.

Reunión con Blejer

Hoy, a las 12, la Presidenta estará en el Banco Nación, en la presentación de un programa de ayuda para productores trigueros y más tarde es posible que se reúna en su despacho con Mario Blejer, su elegido para reemplazar a Redrado en el Banco Central. El economista regresó anoche de Europa a la Argentina después de unas vacaciones, pero en el Gobierno hasta ayer no habían confirmado oficialmente el encuentro, que, de realizarse, contaría también con la presencia de Amado Boudou.

Después de que desde el entorno de los Kirchner dejaran trascender el malestar del matrimonio con el ministro de Economía por su manejo de la crisis y, sobre todo, por haber anticipado que Blejer ya había aceptado hacerse cargo de la titularidad del Banco Central, una decisión que el economista debió desmentir, cerca de Boudou ratificaron que seguirá adelante con la instrumentación del Fondo del Bicentenario. Además, mantenía en su agenda el viaje a Washington, pasado mañana, para asistir a una reunión del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). De todas maneras, por la gravedad de la crisis, y en medio de los rumores en su contra, el ministro podría optar por quedarse en Buenos Aires.

Hoy, protesta frente al Congreso

Con la consigna "No pagar la deuda externa", distintas organizaciones políticas y sociales, encabezadas por la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y el Movimiento Socialista de Trabajadores (MST), se concentrarán hoy, a las 18, frente al Congreso, para expresar su rechazo al pago de la deuda externa, a la que calificaron de "usurera, ilegítima y fraudulenta". La convocatoria tiene como objetivo, además, repudiar "la intención del Gobierno de utilizar las reservas del Banco Central para seguir pagando la escandalosa deuda a costa del hambre y de las necesidades de los argentinos".

Comentá la nota