La expropiación de las tierras para el emisario submarino llegó a Diputados

El legislador Daniel Rodríguez confirmó a LA CAPITAL que la propuesta comenzará a analizarse en comisiones en los próximos días. La base del proyecto es una iniciativa que el Ejecutivo local había elevado a la Cámara el pasado 21 de abril.

Los diputados de la provincia de Buenos Aires comenzarán a analizar en los próximos días el proyecto de expropiación de las tierras necesarias para la nueva planta cloacal del partido de General Pueyrredon, denominada formalmente "Estación Depuradora de Aguas Residuales".

Los legisladores comenzarán a trabajar en comisiones el proyecto que días atrás presentó el diputado Daniel Rodríguez -Frente para la Victoria- quien a su vez tomó como punto de partida la propuesta que el 21 de abril elevó a la propia Cámara el intendente Gustavo Pulti.

Tal como informó LA CAPITAL en su edición de la víspera, la expropiación de las tierras es fundamental para que la empresa Obras Sanitarias Sociedad de Estado -OSSE- pueda cumplir con su parte del acuerdo firmado en diciembre de 2008 con el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento -Enohsa- para la construcción del nuevo emisario submarino de Mar del Plata.

Dicho acuerdo preveía que el Enohsa financiaría la obra que permitirá alejar los efluentes de la costa marplatense en tanto que la Municipalidad debía adaptar la planta "Ingeniero Baltar" de manera que al momento de la puesta en funcionamiento de la nueva instalación "opere en las condiciones adecuadas".

Como es sabido, la Nación ya comenzó a cumplir con su parte del acuerdo: desde enero de este año la empresa "Supercemento SAIC" trabaja en la construcción del emisario, obra que demanda una inversión cercana a los 180 millones de pesos y que estaría finalizada a mediados de 2011.

En teoría, la nueva planta debería estar lista para esa fecha. Sin embargo distintos sectores alertaron que los plazos no podrían cumplirse, dado que la Municipalidad todavía no logró dar un paso fundamental para la obra, que es conseguir las tierras donde se construirá la nueva estación depuradora.

La posición de la comuna fue defendida ante LA CAPITAL por Mario Dell'Olio. "Fue este directorio el que tomó la decisión de adquirir las tierras y el 21 de abril elevó el proyecto de expropiación a la Cámara de Diputados -relató-. Lo que pasa es que necesitábamos que un legislador en funciones tomara el proyecto como propio y eso es lo que ahora acaba de hacer Rodríguez".

Rodríguez confirmó lo anterior en diálogo con este medio. "Ya presenté el proyecto y probablemente la semana próxima nos digan cuál será su itinerario dentro de las comisiones internas de la Cámara", dijo.

Por otra parte, tanto Dell'Olio confirmó que la semana próxima tendrá lugar en Mar del Plata una reunión convocada por el intendente Gustavo Pulti con todos los legisladores de origen marplatense que actualmente integran la Cámara provincial. "Necesitamos del apoyo de todos para que el proyecto se apruebe cuanto antes" reconoció.

La reunión, que aún no tiene fecha ni hora definida, también contará con la presencia de los integrantes de la Comisión de Seguimiento y Monitoreo Ambiental, que desde hace años vienen bregando por la realización de la obra.

Asimismo Dell'Olio salió al cruce del concejal Fernando Rizzi -UCR- quien afirmó que el expediente relacionado con el emisario submarino está "paralizado" desde hace cuatro meses a raíz de la disputa en torno a la titularidad de las tierras a expropiar. "Lo que debería haberse hecho es impulsar la expropiación en la Legislatura, en tanto se dilucidaba la titularidad" afirmó el edil.

"No es verdad que estemos paralizados" afirmó Dell'Olio quien recalcó que el proyecto municipal, firmado por Pulti, ingresó a la Cámara de Diputados el 21 de abril. "Las cuestiones relacionadas con la titularidad del terreno las informamos al Concejo porque entendemos que es lo que corresponde pero no porque eso sea lo único que estamos haciendo", aclaró.

En su proyecto elevado a la Legislatura, Pulti informa que la "Comisión de evaluación técnica de un nuevo predio para la construcción de futuras instalaciones de tratamiento de los efluentes cloacales de la ciudad de Mar del Plata" recomendó la adquisición de un predio de 187 hectáreas, ubicado frente a la ruta provincial número 11.

La obra demandará

60 millones de pesos

El presidente de Obras Sanitarias Sociedad de Estado -OSSE-, Mario Dell'Olio, reconoció ayer a LA CAPITAL que para la construcción de la nueva "Estación depuradora de aguas residuales" -complemento imprescindible del nuevo emisario submarino- se necesitarán 60 millones de pesos con los que la empresa actualmente no cuenta.

"Estamos trabajando en distintas fuentes de financiación" reconoció Dell'Olio quien relató que "ya hemos iniciado contactos con el Banco Mundial, que podría habilitarnos una línea crediticia para la primera parte del proyecto".

Dell'Olio precisó que del presupuesto de OSSE para este año está reservada únicamente una partida de poco más de 1 millón de pesos, pensada originalmente para cubrir la primera cuota de la compra de las tierras a expropiar.

"En un primer momento se pensó que el terreno se compraría por aproximadamente 8 millones de pesos en seis cuotas semestrales y por eso se reservó esta primera partida pero siempre supimos que íbamos a necesitar financiación extra", aclaró.

En este sentido, Dell'Olio dijo que "al no tener la propiedad de las tierras es un poco difícil obtener financiación para un proyecto" y confió en que cuando finalice el proceso de expropiación "la situación será distinta".

"Igual funcionará"

El presidente de OSSE, Mario Dell'Olio, aseguró ayer a LA CAPITAL que el emisario submarino "funcionará igual" en caso de que la empresa no llegue a tiempo con la construcción de la nueva estación.

"Llegado el caso se harían algunas modificaciones en la planta actual para que pueda funcionar" afirmó el funcionario, quien aclaró que ésa será "la última opción que analice" dado que "de todas maneras tendrá que hacerse la obra de fondo, por lo que será una inversión irrecuperable".

Comentá la nota