Expropiación de campos: sobreseen a varios intendentes

Río Cuarto. Por la "atipicidad" del hecho denunciado, el juez de Control de Río Cuarto, Daniel Muñoz, resolvió ayer sobreseer a los intendentes de Chaján: Miriam Sánchez; Suco: Héctor Pontel y Sampacho: Santiago Bordese, quienes estaban imputados por "negociaciones incompatibles con la función pública".
Idéntica resolución tomó en torno a los acusados de presunta "violación de deberes de funcionario público": el abogado de la Procuración del Tesoro de la provincia: Silvio Parisato, y el juez de paz de Chaján: Gustavo Reynoso, también imputado por coacción. Todos fueron desvinculados del caso. Pero la decisión puede ser apelada por el fiscal o por el querellante particular.

El año pasado, el productor rural de la zona de Sampacho, Carlos Hugo Vettorazzi, denunció un "negociado" para sembrar maní en un campo expropiado por la Provincia para la presa Zelegua, que nunca se construyó. Aportó un video en el que se observaba cómo Sánchez y Reynoso le ofrecían parte de la ganancia de la eventual cosecha y lo instaban a cerrar trato (aunque desde la Procuración siempre se calificó a Vettorazzi como "usurpador").

En su momento, la defensa de los intendentes y representantes de la Provincia, argumentaron que las tierras, en trámite de expropiación, fueron puestas momentáneamente en posesión de los municipios hasta que se hicieran las obras, tal como ocurrió, años atrás, con el predio de la represa Tigre Muerto.

El juez Muñoz interpretó que los hechos "existieron pero no constituyeron delito, algunos porque estaban dentro de las facultades legales de los funcionarios y otros, porque fueron meros actos preparatorios".

"El impás producido por el retiro de la empresa constructora (que tenía a su cargo la presa) tornó ociosos temporalmente a los campos, por lo que la decisión emanada de la Provincia (para autorizar la explotación transitoria de la tierra) no se presenta ilegal", sostuvo el juez Muñoz.

Comentá la nota