La ONU expresó su decepción por el rechazo a la tregua en Gaza.

Así lo manifestó el secretario general del organismo, Ban Ki-moon, en un llamado telefónico al primer ministro israelí; Ehud Olmert descartó la resolución y la calificó de "impracticable"; en tanto, se reanuda la ayuda humanitaria en la Franja.
NUEVA YORK.- El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon expresó en un llamado telefónico al primer ministro israelí, Ehud Olmert, su decepción al advertir que la resolución que aprobó el Consejo de Seguridad -que llama a un cese del fuego en la Franja de Gaza- haya sido ignorada hasta el momento.

Asimismo, el jefe de asuntos humanitarios del la ONU manifestó que estaba "extremadamente desilusionado" de que no exista un alto el fuego en la zona de conflicto que alberga alrededor de 1,5 millones de habitantes.

"Es una expectativa razonable de nuestra parte esperar que los grupos se adhieran a la resolución y espero que lo hagan en un futuro cercano", dijo Holmes a un grupo de periodistas.

La resolución fue el resultado de una larga y extensa negociación entre países occidentales y estados árabes. Fue aprobada por 14 votos a favor, con excepción de los Estados Unidos que se abstuvo de sufragar.

Además del cese del fuego, el texto contempla un llamado a reabrir los pasos fronterizos de la Franja y permitir la libre distribución de la ayuda en el territorio.

Previamente, Olmert había manifestado que descartaba el planteo del organismo, que propone un "inmediato y durable" cese del fuego en la guerra por considerarla "impracticable", mientras aviones de combate y tanques del país que lidera continuaban bombardeando al enclave palestino.

La ofensiva recrudeció ayer y a su paso se cobra nuevas vidas. El último balance divulgado arrojó un saldo de víctimas fatales que ronda los 800 y más de 3300 heridos.

Se reanuda la ayuda humanitaria en la Franja. Funcionarios de la ONU confirmaron ayer que retomarán las actividades que desempeñaban en la Franja de Gaza, luego de que el Ministerio de Defensa israelí asegurara de que no serán blancos de sus ataques, como ocurrió ayer con un convoy de asistencia a palestinos.

El país que lidera Ehud Olmert brindó "garantías creíbles" a la organización de que sus misiones de ayuda humanitaria serán respetadas en su totalidad por las fuerzas armadas israelíes, indicó una declaración conjunta del coordinador especial de la ONU para el proceso de paz en Cercano Oriente, Robert Serry, y la comisaria general de la agencia de la ONU para los refugiados palestinos, UNRWA, Karen Abuzayd.

"La ONU recibió garantías creíbles de Israel de que la seguridad del personal de la ONU, instalaciones y operaciones humanitarias serán completamente respetadas", dijo a periodistas la portavoz Michele Montas.

"Bajo estas bases, los movimientos del personal de la ONU, suspendidos ayer, se reanudarán lo antes posible", agregó.

La agencia de ayuda humanitaria de la ONU suspendió ayer sus operaciones humanitarias en Gaza en respuesta a un incidente fatal en el que un convoy de asistencia de Naciones Unidas fue atacado por fuerzas israelíes. A ello se le sumó un bombardeo israelí a tres escuelas de la ONU el martes último.

Un portavoz del Ejército israelí negó que el convoy haya sido impactado deliberadamente.

Montas dijo en una reunión de alto nivel en el ministerio de Defensa israelí en Tel Aviv que se informó a la ONU que el incidente era "lamentado profundamente" y que no reflejaba la política oficial de Gobierno.

Israel aseguró que trabajará para mejorar las comunicaciones y lograr una coordinación interna más efectiva dentro de las fuerzas, agregó.

Comentá la nota