Las exportaciones tuvieron una baja histórica de 36% por la crisis

El conflicto entre el Gobierno y el sector agropecuario, sumado a la sequía y al derrumbe del precio de los commodities, contrajo la venta de productos primarios en 56%
Sin la intervención de Guillermo Moreno para maquillar los resultados, la balanza comercial reflejó ayer con crudeza la gravedad de la crisis. Las exportaciones tuvieron en enero su mayor retroceso en décadas y cayeron 36% en relación al mismo mes del año anterior. Como anticipó El Cronista en su edición del lunes, la escasez de divisas provenientes del comercio externo pone más presión sobre el tipo de cambio.

Por su parte, las importaciones cayeron 38% en comparación con igual mes del año pasado. Si bien el saldo comercial se mantuvo en positivo, 971 millones de dólares, hubo una reducción de 27% en comparación con los u$s 1.332 millones alcanzados en enero de 2008. Para el año se espera un superávit externo de u$s 3.500 millones, un tercio del balance 2008.

Según informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), la caída de las exportaciones obedeció en 70% a las cantidades vendidas (que cayeron 25%) y en 30% a menores precios (que descendieron 14%). Los rubros que registraron mayores descensos en sus ventas fueron cereales, grasas y aceites, material de transporte terrestre y carburantes.

Términos de intercambio

En cambio, la caída de las importaciones se explicó casi exclusivamente por las cantidades, ya que los precios de los productos de importación bajaron sólo 1%. Así, el año se inició con un fuerte deterioro en los términos de intercambio, la diferencia entre la variación de los precios de exportaciones e importaciones.

Se registró una baja pronunciada en la exportación de productos primarios que trepó hasta 56%, el rubro combustible y energía se redujo 35%, las manufacturas de origen agropecuario exhibieron una baja de 29% y las de origen industrial se contrajeron en 25%.

Las menores exportaciones de trigo y de aceite de soja fueron a su vez consecuencia de la sequía y del conflicto entre el sector agropecuario y el Gobierno, que afectó de manera general a los cereales. “Hay que tener en cuenta que en enero del año pasado se habían registrados exportaciones extraordinarias de trigo”, recordó la consultora Abeceb.com.

Los productos exportados que tuvieron una evolución más favorable fueron harinas y pellets de soja, aceite de soja, trigo, porotos de soja, gas de petróleo, petróleo crudo, tubos y caños de fundición, hierro o acero, carnes bovinas, productos químicos y metales preciosos, entre otros.

En tanto la caída de las importaciones reflejó la profundidad del freno en la actividad industrial. Se compraron 47% menos de bienes de capital, una cifra inédita y sólo comparable con el derrumbe de las importaciones en 2002. La compra de bienes intermedios se redujo 35%, al igual que las piezas y accesorios (ver infografía). La importación de vehículos automotores de pasajeros tuvo una caída de 60% y los bienes de consumo cayeron 37%.

Los productos que a pesar de la crisis se siguieron importando dan un indicio de los sectores menos afectados por la crisis y de cuáles son los bienes de extrema necesidad que se seguirán comprando a pesar del magro escenario. Se trata de generadores, grupos electrógenos y convertidores rotativos, aparatos de telefonía celular, gasoil, glifosato, alúmina calcinada, ácido fosfonometiliminodiacético, energía eléctrica y gas natural en estado gaseoso.

En enero los principales destinos de las exportaciones fueron Brasil, China, Chile, Estados Unidos y Países Bajos. Por otra parte, los principales países de origen de las importaciones fueron Brasil, China, Estados Unidos, Alemania y Japón

Con respecto a los destinos de las ventas, las exportaciones hacia el Mercosur cayeron el 51% mientras que las importaciones provenientes del bloque regional se redujeron en 54%. En dirección a la Unión Europea las exportaciones bajaron 28% en relación al mismo mes del año anterior. El bloque formado por Corea, China, Japón e India brindó un saldo comercial negativo de u$s 76 millones.

Comentá la nota