Las exportaciones en Tandil agudizan su caída mes a mes

Se debe al cimbronazo mundial. Ciertos rubros bajaron hasta un 20 por ciento en los últimos 30 días. El sector más afectado: la metalmecánica. Lo desnudan datos oficiales que exhibió a LA VOZ la oficina local de Resguardo Aduanero.
Una curva descendente en el nivel de exportaciones golpeó al aparato productivo de Tandil, ya que este mes entrarán a la ciudad por esa vía unos 5 millones y medio de dólares menos que en julio, según lo desnudan las cifras oficiales que maneja la oficina local de Resguardo Aduanero.

LA VOZ accedió a los números fríos que tiene en su poder la dependencia ubicada en 9 de julio al 100, donde se ponen en blanco sobre negro las repercusiones negativas que tiene el cimbronazo económico internacional en la economía lugareña.

Algunos rubros industriales, sobre todo aquellos vinculados a la metalmecánica y la venta de autopartes al exterior, experimentaron bajas de hasta un “20 por ciento” en sólo 30 días.

Tras el conflicto del campo, que congeló la actividad en el país durante cuatro meses consecutivos, las exportaciones ascendieron con fuerza pero la crisis mundial parece haber desatado un franco descenso, a la luz de las estadísticas recabadas por la Aduana.

Los índices de exportaciones declaradas en el distrito no dan margen a la duda sobre la tendencia en picada: en julio entraron 6.700.000 dólares; agosto, 3.700.000 dólares; septiembre, 1.600.000 dólares; octubre 1.400.000 dólares y en el ya avanzado noviembre, sólo se alcanzó a los 800.000 dólares. De todos modos, se espera que en lo poco que queda del corriente mes se supere –no por demasiado margen- el millón de pesos.

A su vez, también resulta notable como el país (y la ciudad, por ende) había logrado un destacado proceso de recuperación al zanjarse el diferendo agropecuario. Por caso, en nuestra ciudad, las exportaciones oscilaron entre los magros 600.000 dólares de marzo para luego pasar a los 1.400.000 dólares de abril, nuevo descenso a 500.000 en mayo, y el repunte a los 3.700.000 de junio, antes de la marca máxima de 2008: 6.700.000 en julio. Pero luego se precipitaron los índices.

Otro botón de muestra del efecto crisis es el promedio de operaciones que contabiliza la Aduana en Tandil, ya que poco tiempo antes del golpe financiero global, se realizaban dos y “hasta tres por día”, lo que luego cayó a una operación diaria.

“SE MANTENDRÁ”

Leonardo Buompane, jefe de Resguardo de Registro Aduanero Tandil, confirmó que los exportadores “nos trasmiten que la situación internacional detuvo el ritmo de operaciones, sobre todo por el problema de la diferencia cambiaria que afectó la competitividad”, dijo a este diario.

La caída de los precios internacionales de materias primas argentinas perjudicó a las empresas que producen “autopartes y metalmecánica, sobre todo”, añadió el funcionario, para luego rescatar que otros sectores “siguen exportando normalmente”.

Miel y máquinas agrícolas, por caso, continúan su normal comportamiento si de exportación se trata, aseveró el entrevistado, en tanto que es buena la salida de carne de gallinas y liebre proveniente de la vecina localidad de Azul.

De todos modos, aclaró que no todas las exportaciones que se originan en nuestro partido son declaradas en la oficina de 9 de julio al 100, ya que “muchas operaciones se siguen tramitando por Capital Federal, ya que este organismo no puede obligar a las empresas para que lo hagan aquí”, argumentó.

Paralelamente, la maquinaria agrícola continúa siendo el producto qué más volumen de divisas aporta a la ciudad.

Sobre las expectativas al corto y mediano plazo, Buompane pronosticó que “el ritmo de exportaciones se mantendrá a principios de 2009, aunque no sé si aumentará la actividad”.

Asimismo, reseñó que desde hace dos meses, muchas firmas de Azul están tramitando el envío de productos a Tierra del Fuego, mercadería que abastece a la provincia ubicada en el extremo sur del país.

Finalmente, Buompane trazó un balance “muy positivo” de la “joven” oficina de Resguardo Aduanero de Tandil, ya que “estamos contentos porque se fue incrementando el movimiento, y tuve que pedir refuerzo de personal por la constante suba de las operaciones. Ahora el contexto detuvo la actividad pero nos mantenemos en los niveles adecuados”.

“Estamos muy bien si tenemos en cuenta que la oficina tiene un año de funcionamiento”, culminó.

La oficina tiene como principal objeto facilitar y acelerar los trámites y gestiones para la importación y exportación de los productos locales y de la región, potenciando el desarrollo económico y la inserción en los mercados internacionales.

Recomendar noticia

Comentá la nota