El ajo de exportación duplicó su precio

El ajo de exportación duplicó su precio
La mayor demanda con caída en la oferta por contingencias climáticas aquí y en el exterior han hecho repuntar a este sector.
Una mayor demanda por el fin de la crisis y una menor oferta mundial y local de ajo provocan que los precios internacionales para los exportadores locales dupliquen a los de la temporada pasada.

Una alta fuente oficial señaló a este diario que "en los últimos dos meses el ajo mendocino se ha estado vendiendo a Estados Unidos y a Europa con muy buenas cotizaciones: entre los U$S 25 y U$S 30 la caja de 10 kilos". Valores que resultan ser mucho mayores a los que se registraban hace un año atrás, cuando se vendían a entre los U$S 14 y U$S 15.

En este sentido, desde el Instituto de Desarrollo Rural (IDR) de la provincia informaron que esta situación responde a que "China, que es el principal competidor de Argentina en la producción de ajo, por el mal clima ha reducido su oferta (también en la provincia la superficie cultivada se redujo un 31% en esta campaña). Además, se ha incrementado el consumo de esta hortaliza por el hecho de que se recomienda consumir ajo para prevenir la gripe A".

En los primeros meses de la actual temporada los exportadores locales también han abastecido al mercado de Taiwán y de México, aunque con ajos de menor calidad y precios que los de Europa y Estados Unidos.

En cuanto al mercado brasileño, que acapara alrededor del 60% de las exportaciones de ajo locales por campaña, desde el IDR destacaron que "hasta ahora han sido relativamente pocos los despachos de este producto hacia ese destino".

Vale destacar que, por el momento, los importadores brasileños estarían ofreciendo por la caja del ajo mendocino alrededor de U$S 15, que aunque es una suma mayor a los U$S 8 que se compraba el año pasado, es casi la mitad del valor al que se vende actualmente en otros países.

No sólo han aumentado los precios para los exportadores, sino que los pagados al productor también. Por cierto, estos últimos al inicio de la temporada llegaron hasta quintuplicarse en algunos casos.

"Los empacadores y exportadores locales tienen expectativas de que en enero y en febrero, justo cuando se da el pico de las compras de ajo en el mercado brasileño, este producto se venda en torno a los U$S 25", acotó el vocero del IDR.

Sin embargo, Juan Chiappinotto, director y coordinador de la Asociación de Productores, Empacadores y Exportadores de Ajos, Cebollas y Afines de la provincia de Mendoza (Asocam) señaló que "hoy es mínima la venta a Brasil por la demora de entre 30 y 40 días en las extensiones de las licencias no automáticas para importar".

Vale recordar que desde el 14 de octubre pasado el gobierno de Brasil dispuso que todas las mercaderías que se importen al amparo de los beneficios de Zonas de Libre Comercio, como las locales, quedarán sujetas a la aplicación de licencias no automáticas.

Una medida que vino en respuesta a las barreras paraarancelaria a las importaciones de calzados y de electrodomésticos aplicadas por la Argentina meses atrás.

Puntualmente, los registros sobre los exportadores locales que han denunciado inconvenientes en el comercio con Brasil ante ProMendoza dicta que el plazo para la extensión de estas licencias por la compra de ajo local desde Brasil ha sido de 32 días en promedio, aunque el 90% de las 50 solicitudes se lograron conceder.

Comentá la nota