"Les explicamos lo que se está haciendo en función de la búsqueda de un horizonte económico"

La gobernadora Fabiana Ríos se refirió al encuentro mantenido con dirigentes de los gremios estatales, asegurando que la convocatoria surgió a partir de la necesidad del Ejecutivo de explicar a los sindicatos la situación financiera que atraviesa la provincia "y lo que como Gobierno estamos haciendo en función de la búsqueda de un horizonte económico".
Reiterando la imposibilidad de abonar en la primera cuota de salarios un monto mayor a los 2 mil pesos a raíz de las demoras del Gobierno nacional en remitir el adelanto de coparticipación que fuera solicitado el pasado mes de abril, la Mandataria recordó que "se preveía una dificultad coyuntural a raíz de un cuello de botella que sabíamos que vendría después del pago de aguinaldos", señalando que ante esta situación "sentimos la necesidad de pedirles disculpas a los trabajadores, y esta fue la razón de la citación a los gremios".

"Ya desde abril preveíamos que se producirían estas dificultades para los meses de julio y agosto, y por ese motivo es que habíamos solicitado el adelanto", puntualizó.

Ante el no envío del adelanto, "debimos elaborar un esquema de cronograma de pagos no desde la promesa de contar con esos fondos sino desde la realidad, pero recibiendo esos recursos el cronograma se modificará en beneficio de los trabajadores", afirmó.

"En segundo lugar, los convocamos para explicarles lo que se está haciendo y solicitarles su comprensión respecto del momento que se está viviendo" sostuvo la Gobernadora, "así como para ponerlos en conocimiento de lo que estamos haciendo en función de la búsqueda de un horizonte económico; esto es, no para darles sólo las malas noticias sino también decirles lo que estamos haciendo y solicitarles ayuda en la discusión que se vendrá en la Legislatura por la búsqueda de nuevos ingresos", agregó.

Respecto a los anuncios de medidas de fuerza en la administración pública a partir del lunes, la Gobernadora Ríos expresó su respeto a "lo que los sindicatos y sus bases decidan", remarcando que este tipo de medidas "forman parte de los derechos que tienen los trabajadores y las organizaciones sindicales".

No obstante, aclaró que "como Gobierno tenemos una responsabilidad distinta, que es garantizar los servicios mínimos esenciales a la comunidad aún en la peor condición".

Comentá la nota