Expertos en infectología en el hospital de Tartagal.

La Provincia resolvió instrumentar una auditoría externa de expertos que aclare si dos personas fallecidas el pasado lunes en Tartagal, sufrían dengue, y si fue esta última la causante de los decesos.
Así lo informó Alejandro Gravanago, subsecretario de Salud del Ministerio de Salud Pública, a El Tribuno.

Por ello desde el miércoles están trabajando en esa tarea específica, en el hospital de Tartagal, los especialistas médicos Jorge San Juan y Mabel Noguera. Ambos profesionales pertenecen al equipo del hospital Muñiz de Buenos Aires, centro de referencia nacional en infectología.

Muertes con sospecha

Como se recordará, el pasado lunes fallecieron en la provincia tres pacientes con sospecha de dengue en Tartagal. Estudios virológicos confirmaron que uno de los casos, un varón de 65 años, murió afectado por dengue del tipo hemorrágico.

En los otros dos, un varón de 61 años y una nena de 9, se constató que al momento del deceso uno cursaba un cuadro de hiperglucemia (diabetes con altos índices de azúcar en sangre) y el otro padecía sepsis (infección generalizada).

"Para ambos no está descartado que, además, padecieran dengue y en tal caso de qué tipo. Una cosa no quita la otra; la gente puede sufrir más de una enfermedad al mismo tiempo", dijo Gravanago, tras señalar que se esperan para este fin de semana los resultados de la auditoría solicitada por la Ministerio de Salud Pública provincial.

Las tres muertes provocaron alerta en Tartagal, temor que fue expresado en una nota por más de una veintena de instituciones intermedias, empresarias, políticas, iglesias, etc. Los vecinos, en ese documento, solicitan a las autoridades la aplicación de medidas que les garanticen que el brote de dengue no se expandirá y seguridad a la población. Mientras, el Gobierno sigue realizando acciones para evitar la propagación del mosquito que propaga la enfermedad.

Los confirmados

En relación a cuántos son, entonces, los casos confirmados de dengue hemorrágico, el funcionario señaló que son tres. El primero fue un hombre asistido a mediados de febrero en Salvador Mazza y luego derivado a Tartagal, "que evolucionó bien y ya está de alta".

El segundo es un joven de 20 años, derivado a esta capital a fines de febrero, internado en un hospital privado, donde está respondiendo bien a los tratamientos. El último es el paciente de 65 años que falleció el pasado lunes en Tartagal.

Fumigarán el cementerio

En campaña para evitar la propagación del dengue, que ya se desató en el norte, hoy fumigarán el cementerio de la Santa Cruz, por lo que permanecerá cerrado hasta las 16. Capacitados sobre la prevención de este mal, que no se puede evitar con ninguna vacuna, los empleados del cementerio iniciaron ayer una intensa campaña para erradicar todos los floreros para que -luego de la fumigación- no vuelva a reproducirse el mosquito.

"A partir de ahora, quienes quieran colocar flores frescas a sus deudos, deberán hacerlo en recipientes que contengan arena húmeda", informó Carlos Cuello, director de Medio Ambiente de la Municipalidad.

Mientras los sanitaristas entregaban folletos informativos y los empleados de municipales comenzaban la ardua tarea de limpieza del cementerio, se explicó que "antes se pensaba que el mosquito Aedes aegypti sólo volaba 100 metros para conseguir alimento (sangre humana), pero ahora se sabe que puede llegar a trasladarse hasta un kilómetro".

Además indicó que el insecto "se puede reproducir en una tapita de gaseosa", haciendo alusión a la gravedad de la situación, ante la posibilidad de que se extienda la epidemia que afecta al norte provincial. Los epidemiólogos coinciden en que los vecinos deben eliminar todos los trastos viejos del fondo de sus casas y los microbasurales que se desparraman por toda la ciudad.

Comentá la nota