Experta que preparó la cumbre dice que el país no tendrá más cuota en el FMI

Recién llegada de Nueva Delhi, donde participó de una cumbre preparatoria de la reunión del G-20, como única representante de la Argentina, la economista Silvina Vatnick, que preside el Centro para la Estabilidad Financiera (CEF), dialogó con PERFIL acerca de las implicancias locales del comunicado final al que arribaron ayer los mandatarios, al cierre del encuentro de Pittsburgh, EE.UU. Además de advertir que la Argentina no podrá ampliar su cuota en el FMI, Vatnick anticipó que el seminario internacional anual del CEF, que tendrá lugar el próximo jueves, abordará la problemática del financiamiento al sector privado en la post crisis.
— ¿Se cumplieron las expectativas generadas por la cumbre?

—Lo más importante ha sido la reforma de la gobernancia global, de la cual los organismos multilaterales de crédito son sólo una parte.

—¿Qué implica para la Argentina el cambio en la participación en las cuotas a favor de los emergentes de al menos 5%?

—Hay que ser cuidadoso. Una cuestión son las cuotas per se y otra son el número de sillas en el FMI. Sólo ocho países del G-20 –EE.UU., Francia, Alemania, Japón, Reino Unido, China, Arabia y Rusia– cuentan con sillas individuales dentro del Fondo. Y en esta cumbre no se definió un cambio respecto de esto, que es importante porque indica el peso relativo. Lo alcanzado ayer fue un compromiso estilizado a partir del cual, dentro de una semana, en la Asamblea Anual del FMI-Banco Mundial, en Estambul, Turquía, tendrán que avanzar y habrá muchas negociaciones detrás de la escena.

—¿Y los BRIC?

—Los países que integran el BRIC (Brasil, Rusia, India y China) estarán en primera fila, con casi 10% de cuota. El punto es qué porcentaje del 5% se reasignará a los intengrantes del BRIC. Ahora, se viene la puja porque la cuota implica acceso a fondos y peso en la gobernancia internacional. El comunicado sólo fijó un mínimo, falta el máximo y la composición.

—¿La Argentina podrá incrementar su cuota?

—No creo que la cuota argentina vaya a aumentar, incluso hay una posibilidad de que se reduzca porque su economía no ha rankeado bien en el contexto global. Sin embargo, la Argentina tiene la oportunidad de alinearse en el nuevo orden mundial.

Comentá la nota