Una experiencia cívica.

Los partidos pequeños o nuevos tienen poco que entregar a cambio del trabajo de fiscal. En este sentido, los referentes de las agrupaciones chicas hacen hincapié en la experiencia cívica de formar parte de una elección y suelen apuntar a los más jóvenes.
"El hecho de que los que no militan colaboren para garantizar la transparencia es otra forma de incentivar la participación", opinó Graciela Cousinet (Mendoza Merece Más). Oscar Santarelli (PS), por su lado, explicó que a cambio de controlar las boletas, ellos brindaban la posibilidad de la formación ciudadana que es la experiencia de una elección.

En esta línea, todos los partidos, incluidos los grandes, brindan capacitación a los futuros fiscales con el objetivo de que conozcan la ley electoral y de que puedan manejarse con tranquilidad frente a los otros partidos.

Comentá la nota