Una experiencia que buscan replicar localmente

El interbloque opositor en la Cámara de Diputados impulsó a fines de 2009 un proyecto similar al que ya está implementando la provincia sanjuanina: la creación de un fondo fiduciario minero.

El proyecto catamarqueño, que si hay voluntad política podría ser tratado este año, propone la creación de un fondo fiduciario con los recursos que la provincia reciba en concepto de regalías y utilidades mineras para destinarlo a un único fin: la realización de obras hídricas y energéticas.

La iniciativa prevé que el "Fondo Fiduciario para el Desarrollo Energético de Catamarca" reciba en los próximos seis a siete años (hasta el cierre de Alumbrera) más de 1.000 millones de pesos que, por las características de esta herramienta financiera, quedarían blindados en su uso.

La iniciativa opositora prevé la constitución de un directorio de tres miembros -dos propuestos por el Ejecutivo y uno por la oposición- que deben contar con el aval del Senado y que será el que, en definitiva, defina en qué obras se invertirá el dinero. La misma norma crearía una comisión multisectorial de control y seguimiento formada por nueve miembros.

El diputado Juan Cruz Miranda, impulsor de la propuesta, destacaba algunos beneficios de la constitución del fideicomiso: se genera un patrimonio independiente del que no podrán echar mano los gobiernos de turno y se puede acceder a financiamiento externo o privado teniendo como garantía esos recursos.

Comentá la nota