Expectativas por posibles nuevas bajas en el oficialismo

La oposición fogoneará la pulseada con el Gobierno desde el Parlamento.
Apenas iniciado el período de sesiones ordinarias, el Congreso retomará esta semana la actividad con una agenda dominada por las recientes deserciones en los bloques oficialistas y el intento de la oposición de convertir al Parlamento en eje de la pulseada con el Gobierno en un año electoral.

La secuencia formal de trabajo parlamentario se iniciará hoy en el Senado, con la reunión de la comisión de Labor Parlamentaria y la definición de la agenda para la sesión de mañana que, hasta el momento, apenas tiene consenso para el tratamiento de un nuevo proyecto de ley de protección de los glaciares.

El de hoy será el primer encuentro de trabajo –más allá de la sesión preparatoria para la Asamblea Legislativa del domingo pasado– tras las deserciones que la bancada del Frente para la Victoria (FPV) sufrió en la Cámara alta y que tuvieron al senador santafesino Carlos Reutemann como protagonista casi excluyente.

Con las bajas de Reutemann y su colega Roxana Latorre, a quienes luego se sumaron los salteños Juan Carlos Romero y Sonia Escudero, el oficialismo expondrá en la sesión de hoy su nueva situación interna. “En términos numéricos no hay cambios”, puntualizaron ayer fuentes de la bancada que encabeza Miguel Ángel Pichetto a este diario.

Pese a los intentos de los jefes parlamentarios kirchneristas de evitar la lectura de “éxodo”, las primeras reuniones, en especial en el Senado, develarán si se concretan las versiones de nuevas renuncias que incluyen al misionero Luis Viana y al cordobés Roberto Urquía, quienes mantienen una distancia crítica del Gobierno.

Mientras tanto, aunque no está previsto que convoque a sesión esta semana, la Cámara de Diputados también promete convertirse en caja de resonancia de la disputa oficialismo-oposición.

Con los ruralistas. El Gobierno tomó nota de esa situación el miércoles pasado cuando, a cuatro días de la visita de la Presidenta para la apertura de sesiones ordinarias, la oposición recibió a la Mesa de Enlace y dirigentes del campo en una audiencia pública dominada por los cuestionamientos a la administración central.

Satisfecha por el resultado de esa convocatoria, la oposición, en especial la Coalición Cívica (CC) de Elisa Carrió y el radicalismo, confía en dar continuidad a la agenda tentativa elaborada con la dirigencia rural la semana pasada.

Ese temario incluye la suspensión por un ciclo agrícola de las retenciones a las exportaciones de granos, entre otras iniciativas.

Apoyados en las recientes deserciones que sufrió el oficialismo, con directa repercusión en el Senado, los dirigentes opositores aspiran a que el desarrollo del año legislativo modifique la relación de fuerzas favorable al poder central. De esa forma, aspiran a forzar el tratamiento de esa agenda en medio de los recurrentes tironeos entre la Casa Rosada y el campo.

Comentá la nota