Las expectativas empresarias mejoran, la economía todavía no

Las perspectivas positivas van ganando terreno entre los hombres de negocios de los diferentes sectores, aunque en la realidad apenas el 13% asegura que hay crecimiento. Para 3 de cada 10, hay recesión
La demora en el inicio de lluvias no sólo complica al campo, sino que está dejando al descubierto la importancia que el rubro agropecuario tiene para el resto de los sectores de la economía. Es que durante octubre, la sequía planchó las expectativas empresariales del comercio, la industria, la construcción y los servicios.

Según un estudio de la Fundación Ege, "las expectativas empresariales en octubre parecen en stand by, a la espera de la temporada de lluvias porque el mejoramiento continúa, pero a menor ritmo", explica.

De acuerdo a los 140 consultados durante la tercera semana de octubre, la situación actual y esperada de los empresarios de la ciudad de Río Cuarto sería mejor que la de los de la región, ya que en ese período se incrementó la actividad en un 6% de empresas locales que antes estaban con un nivel de actividad amesetado o en baja.

"Esta diferenciación en la situación actual de la ciudad con la región se debe a que esta mejoría ha ocurrido principalmente en empresas del rubro comercial, cuya proporción es considerablemente mayor en Río Cuarto, donde lo más destacable ha sido el incremento del estancamiento en la actividad económica a la espera de las lluvias, que en el caso del sector industrial –rubro con mayor participación en la estructura económica regional- alcanza a más de la mitad de las empresas", señaló el estudio.

En cuanto a la situación actual de los sectores económicos, el comercio y la industria continúan en una senda de mejora sólida, mientras la construcción y los servicios -si bien mejoran paulatinamente, lo hacen con un mayor nivel de volatilidad entre un mes y otro-, muestran una importante estabilización.

Respecto a las perspectivas para el corto plazo, los empresarios locales y regionales continúan con una visión optimista de la economía regional, en el sentido de que manifiestan que en los próximos meses continuará incrementándose el número de empresas en expansión y una mayor estabilidad, aunque afirman que todavía habrá rubros de la economía que seguirán en crisis.

"Entre los factores que se destacan como cruciales en el desempeño futuro de la economía regional, el factor climático si bien es importante no es el único que preocupa a los empresarios. Se le suman los conflictos gremiales, la dificultad y el riesgo para tomar créditos productivos de largo plazo y la incertidumbre generalizada por el contexto político y social argentino. Por otra parte, la paulatina recuperación del consumo atempera los efectos negativos que lo anterior genera sobre las expectativas empresariales", señala el informe de Ege.

Por lo anterior, esta mejoría en las expectativas positivas en detrimento de las negativas indica un mayor nivel de confianza empresarial en la ciudad y región, que continúa recuperándose pero que aún no se traduciría en mayores inversiones ya que si bien el contexto internacional ofrece un favorable "viento de cola" para la economía regional, el contexto interno aún plantea mucha incertidumbre para las inversiones productivas.

La mejoría es permanente, pero muy lenta

La situación esperada para el corto y mediano plazo de parte de los empresarios de la ciudad y la región no es despreciable si se la compara con la que se observaba en octubre de 2008, cuando de cada 6 empresarios, 3 creían que iban a estar en recesión, 2 en estancamiento y sólo 1 en expansión.

En octubre de 2009 las proporciones son que de cada 6 empresarios, 3 creen que estarán en estancamiento, 2 en expansión y sólo 1 en recesión.

Comentá la nota