Expectativas en la Asociación Judicial en sucesivas reuniones con ministros del STJ5

Los miembros de la comisión directiva de la Asociación Judicial Formosa, Jorge Pedroso (secretario general) y Fredy Trinidad (secretario adjunto), prosiguen en este febrero una serie de reuniones con ministros del Superior Tribunal de Justicia, que, tal como se había acordado el año pasado, acompañaría al STJ en el avance de los análisis presupuestarios que corresponden a ese poder del Estado provincial, en el marco de los reclamos que a mediados de 2008 originaron varios paros y movilizaciones de trabajadores judiciales que hacían presión por el tema de los ascensos, que se concretaron sólo para una parte de los que estaban en condiciones de poder ascender, según el gremio.

Ayer por la mañana, fuentes del gremio confirmaron que tanto Pedroso como Trinidad seguían con las reuniones en la sede del STJ, en medio de una creciente expectativa de los empleados judiciales que suspendieron las medidas de fuerza en 2008 condicionadas al avance de lo que hoy en día se lleva adelante.

Finalizada la feria judicial a principios de esta semana, con la vuelta a las oficinas y juzgados de los distintos fueros, en los pasillos judiciales volvió el tema de los ascensos en la agenda de los trabajadores, muchos de los cuales hoy padecen el tarifazo en la energía eléctrica que encarece aún más los ingresos familiares.

Asamblea

Es muy probable, que la Asociación Judicial concrete su primera asamblea de afiliados a mediados de este mes, y de allí surgiría un panorama mucho más claro de la tendencia de los ánimos de los trabajadores del sector.

Según pudo saberse, hay buenas expectativas de que todo el proceso llegue a buen puerto, aunque la palabra final la tendrá la asamblea, que no esperará el receso de mitad de año para dejar claras sus aspiraciones.

Este año, ejercerá la presidencia del máximo tribunal el juez Héctor Tievas, lo que probablemente, a diferencia de su antecesor Manuel Hang, sea motivo para no tener muchas precisiones sobre la problemática, ya que el magistrado prefirió en hechos similiares anteriores no dar declaraciones sobre inconvenientes salariales o de cargos.

Comentá la nota