Gas: expectativa en la región por una reunión en el Senado nacional

Está convocada para renegociar con la empresa Gas NEA, acusada de graves incumplimientos. El Foro del Gas repudia esta instancia y reclama que ya está caída esa concesión por esas omisiones. El senador Ríos integra la comisión.
Una reunión muy importante para la región NEA tendrá lugar mañana, a las 16, en Riobamba 25 de la Capital Federal. Se trata de un cónclave de la Comisión Bicameral de Seguimiento de las Facultades delegadas del Poder Ejecutivo Nacional, la que tendrá que decidir si renegocia o no el contrato con una empresa acusada de infinidad de incumplimientos del contrato de concesión que desde 1995 mantiene con el Estado nacional.

Esta firma, heredada del menemismo, tenía la función de distribuir gas por redes en las provincias del Chaco, Formosa, Corrientes, Misiones y Entre Ríos, zona denominada "Novena Región". Pero poco y nada es lo que hizo y de ahí que el Foro Regional por el Gas sea el principal escollo que enfrenta sus intenciones de continuar como licenciataria.

Un correntino, entre otros (ver aparte), integra esa comisión y es el peronista Fabián Ríos. Su voto estará siendo observado, puesto que se espera que sea acorde con la situación desfavorable que tiene Corrientes en materia de gas natural.

En la reciente campaña, todos los candidatos entre los que estaba Ríos -incluso los que se postularon para legisladores- expresaron la necesidad de contar con esa fuente de energía que abarata costos y atrae inversiones, pero nadie explicó cómo. De ahí que este paso en la relación con el Estado sea clave. Se espera que el Congreso responda a los intereses de las provincias y no a los de la firma.

Hace poco, una investigación realizada en la Facultad de Derecho de la Unne sobre el contrato de renegociación de la licencia de Gas NEA concluyó que no estaría encuadrada dentro de criterios legales debido a incumplimientos respecto al acuerdo contractual inicial.

La investigación analizó la situación procedimental de la renegociación contractual entre Gas NEA y la Unidad Renegociadora de Contratos de Servicios Públicos (Uniren), por la cual la empresa privada se beneficiaría con la extensión del contrato en los servicios domiciliarios de gas natural.

El objetivo del estudio era determinar si tal continuidad de la relación contractual se adaptaba a obligaciones legales previstas para habilitar una extensión contractual.

En el estudio se efectuó un seguimiento de las renegociaciones contractuales mediante una consulta periódica a la página web www.uniren.gov.ar, así como las distintas normativas que componen las fases del procedimiento de renegociación contractual, cartas de entendimiento, acuerdos parciales y totales, así como la doctrina y jurisprudencia publicadas en revistas especializadas.

El análisis del caso Gas NEA se enmarca en un proyecto denominado "El Servicio Público Corsis y Recorsis. La Renegociación de los Contratos", y es de autoría del doctor Luis Rey Vázquez y dirigido por la doctora Mirta Sotelo de Andreau, en el ámbito de la Facultad de Derecho, Ciencias Sociales y Políticas.

Rey Vázquez explicó que mediante el Decreto Nº 558 del 19 de junio de 1997 se otorgó a la empresa hoy denominada Gas NEA SA la licencia de distribución de gas natural sobre un área sin gasoductos, no atendida por Gas del Estado SA en una zona de poblaciones distantes entre sí como lo es el Nordeste.

El pliego de licitación no estableció un monto a pagar por la compra de acciones, porque no había activos para transferir y se basó en la cantidad de usuarios potenciales que la empresa oferente se comprometió a incorporar en los primeros 5 años de licencia en las provincias de Formosa, Chaco, Corrientes y Misiones.

Así comenzó Gas NEA a hacerse cargo de la prestación con el compromiso de extender el gas natural en la región.

En enero de 2002 debido a la crisis económica y social que se vivía en el país, se sancionó la Ley Nº 25.561 de Emergencia Pública y Reforma del Régimen Cambiario que permitía la reestructuración de las obligaciones en curso de ejecución contraídas por el Estado y las empresas privadas.

Sin embargo, a esa fecha la Empresa Gas NEA SA ya había incurrido en una serie de incumplimientos respecto de las inversiones mínimas comprometidas que por su magnitud justificaban la caducidad de la licencia, imputables sólo a la empresa licenciataria.

El Pliego de Bases y Condiciones de la licitación que ganó GAS NEA establecía que en caso de excederse los incumplimientos en un 25 % se debería proceder a la caducidad de la licencia. Al año 2000, la firma tuvo que hacer 13.530 conexiones de gas en la región, pero efectuó sólo 2.614 conexiones.

El incumplimiento en la extensión de las redes de gas natural a toda la región constituye así una razón clave para impedir una extensión contractual, según resalta el autor de la investigación aprobada por la Secretaría de Ciencia y Técnica de la Unne a través del proyecto PI 087/06.

"No era novedad que el área incluida en la licencia, históricamente postergada respecto del resto del país, carecía de gasoductos, por lo que demandaba de quien resultare adjudicatario adoptar todas las previsiones que las circunstancias del caso imponían", subrayó el autor del estudio.

Resaltó que la renegociación proyectada supondría "eliminar" los incumplimientos de la empresa previos a la crisis, tornando más gravosa la situación de las provincias, municipios y usuarios afectados, quienes seguramente tendrían que costear mediante contribución de mejoras las obras que tuvieron que ser efectuadas por la licenciataria Gas NEA SA antes de la crisis.

Sobre esa cuestión, Rey Vázquez explicó que de no efectuarse una necesaria evaluación entre los incumplimientos imputables a la empresa y sus posibles relaciones con los efectos de la crisis de 2001-2002, "se produciría mediante la renegociación contractual un saneamiento inadmisible de incumplimientos contractuales de la empresa".

De allí que se considera que no es posible jurídicamente proseguir con la renegociación de la Licencia de Gas NEA SA, correspondiendo la caducidad de la misma, pudiendo llamarse a una nueva licitación y/o la creación de una empresa estatal conformada por las provincias del NEA para que asuma la gestión del servicio público en la región.

Señaló que "son inadmisibles y merecen la sanción de nulidad absoluta", los vínculos contractuales que se renegocien con el adjudicatario sobre bases no previstas en el pliego original o sin contemplar los incumplimientos, pues ello implicaría violar la igualdad debida a los restantes oferentes e incluso a los que se autoexcluyeron de la licitación por las base de condiciones establecidas.

"No se puede acceder a la renegociación contractual mediante la modificación de las condiciones del contrato inicial que tuvieron que ser debidamente ponderadas por el oferente al presentar su propuesta. Eso significaría premiar su negligencia culpable", dijo y agregó que además se vulnerarían los principios básicos de la contratación administrativa, entre ellos el de igualdad.

Gas NEA SA es una empresa distribuidora de Gas Natural por redes ubicada en el Noreste de la República Argentina, conocida como la zona NEA, de allí su nombre.

Nació con el Decreto del Poder Ejecutivo Nacional N° 853/95 del 22 de junio de 1995, a través del cual el Ministerio de Economía y Obras y Servicios Públicos de la Nación convocó a una Licitación Pública Nacional e Internacional para el otorgamiento de una Licencia de distribución de gas por redes en las provincias del Chaco, Formosa, Corrientes, Misiones y Entre Ríos. Dicha región abarca una superficie de 368.480 km2 y tiene una población del orden de los 4,5 millones de habitantes.

El Gas que provee Gas Nea a sus clientes proviene de las cuencas Neuquina y Noroeste, y llega al área de distribución por medio de los gasoductos Norte y Centro Oeste, ambos operados por Transportadora de Gas del Norte.

Comentá la nota