Expectativa por la reacción de los mercados, tras la cumbre del G-20

Analistas de las economías orientales, las primeras en abrir la semana, sostienen que un nuevo acceso al crédito de esos países podría calmar la ansiedad de los inversores; el primer ministro japonés sostuvo que la crisis mundial dará "un nuevo orden"
A pocas horas de iniciarse una nueva semana bursátil mundial, se abre la expectativa de cuál será la reacción de los mercados tras el impulso que los principales líderes mundiales dieron ayer para mejorar los controles sobre las economías para evitar una debacle ante la crisis internacional.

Los primeros en iniciar la semana bursátil, es decir los mercados asiáticos, esperan señales de un mayor acceso al crédito por parte de los organismos internacionales. Al menos eso aseguran los analistas de las principales entidades financieras orientales.

"El acceso a los préstamos del Fondo Monetario Internacional (FMI) podría ayudar a los gobiernos de Corea del Sur, la India, Indonesia y de otras economías donde la ansiedad de los inversores sobre una posible escasez de moneda extranjera ha provocado una caída del tipo de cambio", dijo el economista Yiping Huan del Citigroup.

Michael Buchanan, economista jefe para Asia de Goldman Sachs consideró que dado el deterioro del financiamiento para los mercados emergentes "si el G-20 y el FMI pueden proveerlo, va a ayudar mucho para alivar esa situación, de un modo significativo".

China celebró el encuentro cumbree como un paso hacia el cambio de los organismos internacionales. "Va a ayudar a mejorar la confianza de la comunidad internacional para negocial con la crisis financiera y sus preocupaciones respecto a los temas del desarrollo", sostuvo el vocero del Ministro de Relaciones Exteriores Qin Gang.

Un importante economista chino y asesor del Gabinete chino, Wu Jinglian, aseguró que "el poder económico chino está creciendo, por lo que Chica puede contribuir y ayudar en la crisis". Pero advirtió: "Nuestra prioridad es mantener el crecimiento de nuestra economía. Esto beneficiará a cada uno de los países en el mundo".

Por su parte, el primer ministro japonés, Taro Aso, aseguró que la crisis global dará un "nuevo orden" a los mercados financieros y que las medidas tomadas por su gobierno tras el colapso de su economía en los 90 podrían servir de ejemplo para salir de la crisis actual.

El primer ministro dijo que la situación actual es una "una crisis que ocurre una vez en un siglo" y agregó que "una crisis también es una oportunidad" de la que, una vez superada, "surgirá un nuevo orden".

Japón ofreció asimismo poner a disposición 2.000 millones de dólares para ayudar -a través del Banco Mundial- a recapitalizar entidades financieras afectadas por la actual evolución de los mercados.

Además, brindará un préstamo de 100 mil millones de dólares al Fondo Monetario Internacional (FMI) para respaldar economías emergentes.

El país asiático también colaborará con la APEC y la ASEAN por el fomento del crecimiento económico en Asia, afirmó Aso. "Lo que suele denominarse el centro del crecimiento mundial está en Asia y necesitamos fomentar el crecimiento ulterior de los países asiáticos", agregó.

Agencias AP y Télam

Comentá la nota