Expectativa política por la visita de Cristina

La presidenta Cristina Fernández lanzará el miércoles, en Villa Regina, el Plan Frutícola Integral. Saiz y Sapag encabezarán las delegaciones regionales.

El justicialismo es el partido que más pretende movilizar: es, curiosamente, el que no está en el gobierno de la región. ¿El Plan? Es criticado porque dará créditos que surgirán de las retenciones a las exportaciones. “Nos prestan nuestra propia plata”, han dicho sus detractores.

Tanto en Neuquén como en Río Negro, los partidos políticos más o menos afines a la Concertación Plural que en su momento propiciaron Cristina y Néstor Kirchner, están abocados a preparar una movilización destacada para el miércoles, día en que la Presidenta del país estará en Villa Regina.

Por empezar, serán de la partida los dos gobernadores. Miguel Saiz, radical kirchnerista, es el anfitrión. Jorge Sapag, del MPN en la Concertación a los fines extraprovinciales, el invitado principal. A los dos los une el lanzamiento del Plan Frutícola Integral, programa oficialista que los productores de la región han criticado bastante,  en especial los neuquinos.

La Presidenta llegará el martes a Viedma. En la capital provincial será testigo de a puja entre peronistas y radicales por capitalizar su atención. A los dos bandos le sonreirá más o menos igual. Pero la parte más importante de la visita se cumplirá en Regina. Entre otras cosas, porque se espera movilizar mucha gente. También se movilizarán algunos sectores disconformes, incluso dentro del sector frutícola: los chacareros "autoconvocados".

El plan frutícola

El plan tiene programas previstos para 10 años y una inversión global de 736,5 millones de pesos, que serán tomados de las retenciones a las exportaciones de frutas: de ahí la oposición de muchos.

La elaboración del PFI es el resultado del trabajo de seis meses por cuenta de especialistas de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos de la Nación; los gobiernos de Río Negro y Neuquén; y la Federación de Productores de Fruta de ambas provincias.

 También participaron la Cámara Argentina de Fruticultores Integrados (CAFI), la Cámara Argentina de la Industria y Exportación de Jugos de Manzana, Peras y Afines (CINEX), y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).

De la firma del acuerdo respectivo, en el Círculo Italiano de Regina el miércoles a las 11, participarán Cristina Fernández de Kirchner; el secretario de Agricultura, Carlos Cheppi; y los gobernadores de Río Negro, Miguel Saiz, y de Neuquén, Jorge Sapag.

También están invitados los mandatarios de Mendoza, Celso Jaque, y de San Juan, José Luis Gioja.

La premisa del PFI es alcanzar una fruticultura más competitiva, en el marco de la equidad social y la sustentabilidad ambiental, para lo cual se establecieron 15 programas.

Del total de 736,5 millones de pesos, el 64 por ciento (471,5 millones de pesos) será para créditos a los actores que intervienen en el sector, con el propósito de constituir un fondo rotario permanente.

 El 25 por ciento (184,34 millones de pesos) corresponde a aportes no reembolsables que se asignarán directamente a los productores.

 En tanto, el 11 por ciento restante (80,5 millones de pesos) se destinará a aportes no reembolsables de carácter sectorial, para entidades y organizaciones primarias.

Comentá la nota