Expectativa de los gremios docentes porteños por la reunión con Narodowski

El titular de la Asociación de Educación Media y Superior, Carlos Oroz, dijo que el ministro de Educación porteño los convocó para hoy a las 9, a una reunión de la mesa salarial, y que esperan que allí el gobierno modifique su postura. Ayer, la Legislatura aprobó la ley que permite a Macri reasignar partidas para aumentar el salario docente.
La legislatura porteña autorizó ayer al gobierno a reasignar partidas del presupuesto 2008 para financiar un incremento salarial a los docentes, por lo que los sindicalistas del sector aguardaban con expectativa la reunión a la que fueron convocados para por el ministro de Educación porteño, Mariano Narodowski.

El proyecto de ley, que fue votado en forma afirmativa por 29 legisladores y tuvo 27 abstenciones, no especifica de qué parte del presupuesto saldrán los recursos, sino que habilita al gobierno a reasignar partidas y destinarlas exclusivamente para financiar el aumento a los docentes.

El jefe de gobierno, Mauricio Macri, reiteró ayer que "no hay plata" para dar un incremento salarial a los docentes y se mostró contrario a utilizar una reasignación de partidas, aún cuando lo habilite la Legislatura, ya que "sufrimos una restricción presupuestaria y tenemos que utilizar nuestros recursos".

El titular de la Asociación de Educación Media y Superior (ADMYS), Carlos Oroz, dijo que Narodowski los convocó para hoy a las 9 a una reunión de la mesa salarial, y que esperan que allí el gobierno modifique su postura y, con la autorización de la Legislatura, efectúe una propuesta salarial.

Los 17 sindicatos iniciaron el 17 de julio pasado, con la el primer paro docente al gobierno de Macri, un plan de acción para obtener un 20% de incremento salarial, pero el Ejecutivo sólo les ofreció discutir salarios a partir de febrero del año próximo.

Luego los docentes programaron otras cuatro medidas de fuerza en agosto y septiembre e iniciaron gestiones ante los legisladores para que aprueben una reasignación de partidas.

El conflicto recrudeció el lunes pasado, cuando los sindicatos pretendían instalar una carpa en la vereda de la sede del Gobierno, en el marco de una protesta llamada "Cien horas de vigilia".

El gobierno porteño denunció este hecho ante la Fiscalía Contravencional que ordenó a la policía el desalojo compulsivo de los manifestantes, lo que derivó en enfrentamientos que dejaron seis docentes heridos.

Comentá la nota