Expectativa por el dictamen de la comisión que analiza la actuación de Redrado

La bicameral remitirá a la Presidenta el consejo que establece la carta orgánica del BCRA como paso previo a la remoción; se esperan posiciones divergentes
Tras la renuncia de Martín Redrado al Banco Central se espera que la comisión bicameral le presente a la presidenta Cristina Kirchner el consejo que la carta orgánica establece como paso previo para la remoción de un miembro del directorio de la entidad monetaria.

Esta tarde, la bicameral dará por cerrado el capítulo y todo hace prever que sus tres integrantes, el vicepresidente Julio Cobos, el diputado oficialista Gustavo Marconato y su par de la Coalición Cívica, Alfonso Prat-Gay, presentarían dictámenes divergentes entre sí.

Redrado anunció su renuncia el viernes pasado y su salida del BCRA es ya un hecho, pero aun así los tres legisladores consideran que la comisión debe expedir formalmente su consejo al Poder Ejecutivo. La postura del oficialista Marconato ya es conocida: aconsejará la salida de Redrado por no haber instrumentado el polémico decreto 2010, sobre la creación del Fondo del Bicentenario, concebido con reservas del BCRA para afrontar pagos de la deuda.

En cambio, Prat-Gay no promoverá la remoción por esa causa, deslizaron anoche fuentes de la Coalición Cívica, aunque recomendaría una investigación parlamentaria más profunda sobre la responsabilidad de Redrado y del resto del directorio de la entidad en lo que respecta a supuestos desmanejos en la política monetaria y la inflación.

El dilema de Cobos. En tanto, Cobos -que en su calidad de titular del Senado preside la comisión bicameral- mantuvo ayer un férreo hermetismo sobre las conclusiones que contendrá su dictamen. Fuentes allegadas al vicepresidente deslizaron que acompañaría el pedido del Gobierno de remover a Redrado, aunque cuestionando algunas de las políticas oficiales, para tomar distancia del Gobierno.

Aunque Elisa Carrió cree que no debería aconsejarse la remoción de Redrado, anoche, tras una extensa reunión de bloque, se habría arribado a un principio de acuerdo interno, esto es, rechazar el pedido de remoción del Gobierno "para no convalidar el atropello institucional" que significó su destitución vía decreto de necesidad y urgencia pero, paralelamente, alentar una investigación a más largo plazo sobre la responsabilidad de Redrado y del directorio del BCRA en la política monetaria de los últimos seis años del gobierno kirchnerista.

Comentá la nota