Expectativa y debate en Miami

MIAMI (DPA).- Miami se convirtió ayer en un hervidero de opiniones tras el anuncio del gobierno estadounidense del levantamiento de las restricciones a los viajes y envíos de remesas a Cuba.
"Es una medida muy positiva -dijo José Hernández, presidente de la Fundación Nacional Cubana Americana (FNCA)-. La oposición dentro de Cuba creció durante estos años debido a una mayor interacción entre los residentes en la isla y los cubanos en el exterior."

"Ha sido muy bueno para todos los cubanos", coincidió Oneida Montero, una exiliada. "Los cubanos necesitamos ir a nuestro país a ver nuestras familias y esas restricciones de poder viajar cada tres años nos perjudicaban enormemente."

En el restaurante Versailles, tradicional punto de reunión de los exiliados, el número de visitantes se incrementaba a medida que la noticia circulaba. Allí, Evaristo Pimentel insistió en que "ahora hay que esperar para ver cómo actúa el gobierno de Cuba, porque ellos siempre han respondido de forma agresiva a todos los gestos" de Estados Unidos.

Comentá la nota