Expectativa en el Concejo por el presupuesto 2010

Los ediles esperan dar su veredicto antes de fin de este año para que comience a regir a partir del 1º de enero próximo. Hasta ayer no se pudo determinar si el Ejecutivo cumplió con el plazo de presentación del pasado viernes. Allí se mani-fiestan los gastos en que se incurrirá por un año, por lo que se trata prácticamente de un Plan de Gobierno.
El presupuesto municipal es un cálculo o un esquema de los gastos y recursos con los que contará el Gobierno de la comuna durante un año.

Pero también y fundamentalmente, el presupuesto en sí mismo es un Plan de Gobierno, es una herramienta en la cual se expresa la asignación de bienes y servicios que recibirá cada sector de la comunidad, y al mismo tiempo define quiénes serán los que aportarán el mayor esfuerzo económico y monetario para la concreción de ese plan.

El Departamento Ejecutivo de Zárate, debió entregar el presupuesto para su evaluación en el Concejo Deliberante el pasado viernes (sin embargo nadie sabía a ciencia cierta si lo había efectuado), ya que según la Ley Orgánica de las Municipalidades se estipula como fecha final de entrega al último día hábil del mes de octubre.

De esa manera y a través de la Comisión de Presupuesto y Hacienda el cuerpo deliberativo pondrá la lupa sobre los gastos previstos para el próximo 2010 y podrá hacer modificaciones o no, devolviéndolo seguramente antes de fin de este año para que comience a regir a partir del 1º de enero del año próximo.

El presupuesto entonces, es el instrumento mediante el cual se plasman las decisiones gubernamentales, las prioridades de la gestión, los responsables de llevarlas a cabo, los beneficiarios de cada acción y los recursos necesarios para cada una de ellas.

Herramienta

Así el presupuesto municipal por la cantidad y calidad de la información que suministra, es una herramienta que en manos de la ciudadanía perfecciona el control de la gestión pública.

Si bien los procesos presupuestarios son en general cerrados a la participación amplia y complejos desde lo técnico, es posible generar formas en las cuales la ciudadanía pueda influir en el proceso, de manera de:

• Poder ejercer un control que mejore la rendición de cuentas a la comunidad.

• Influir en la distribución de los recursos en la sociedad a través de una mejor y más eficiente asignación del gasto público, definiendo las prioridades, en busca del desarrollo.

Pero sin duda, cualquier estrategia en este sentido requiere previamente contar con información adecuada, oportuna y accesible a cualquier ciudadano que desee conocer en qué se gastan los dineros públicos. Para ello es necesario que a nivel gubernamental la transparencia del proceso presupuestario sea la regla, y que las organizaciones de la sociedad civil, así como sectores académicos, generen instancias de capacitación dirigidas a la ciudadanía, para poder cumplir un rol activo en el control de la definición de políticas y su implementación, y cómo obtener los recursos para poder cumplirlas.

Situación actual

La gestión que lleva adelante Osvaldo Cáffaro actualmente está cumpliendo el presupuesto según lo manifestado en el 2008, ya que el del 2009, fue modificado por el Concejo y esas modificaciones fueron vetadas por el Jefe Comunal por lo que ante un conflicto de poderes, quedó para ser dirimido por organismos superiores.

Uno de los puntos que fue rechazado por el organismo deliberativo local, estaba referido a la suma de 300.000 pesos que era destinada al área de Políticas Comunicacionales del municipio, mientras que los ediles puntualizaban que no se habían incluido entre los gastos, la provisión de medicamentos e insumos para el área sanitaria de Lima. Vale recordar que más allá de los incrementos de partidas que pueden acontecer debido a mayores ingresos no considerados, el último presupuesto de Omar Bernués en 2007 fue de 48 millones de pesos.

Posteriormente en la gestión Cáffaro, los presupuestos fueron: para 2008 de 73 millones; para 2009 se calcularon 86 millones y según las estimaciones, para 2009, podría estar rondando los 100 millones de pesos, lo cual remarca el incremento manifiesto en los últimos 3 años.

Comentá la nota